Berlín, 5 feb (dpa) – El ministro alemán de Economía, Peter Altmaier, anunció hoy que el Estado alemán está dispuesto a impedir ofertas hostiles de adquisición de grandes empresas nacionales a través de la creación de un fondo de participación.

“El Estado debería tener la posibilidad de comprar participaciones por un tiempo limitado y únicamente en casos muy importantes”, aclaró el titular de Economía en un documento para la elaboración de una nueva estrategia para la industria alemana presentado hoy en Berlín.

La idea es que el Estado privatice participaciones para compensar las nuevas que adquiera, detalla el documento. Altmaier destacó la necesidad de crear “campeones nacionales y europeos” en la competencia que existe entre Asia, Estados Unidos y Europa.

El ministro tiene previsto analizar estos planes con políticos empresas, federaciones y sindicatos para al final del proceso definir la estrategia industrial del Gobierno.

Sin mencionar a China, Altmaier dijo que algunos Estados actúan de forma agresiva en el mercado. El Gobierno alemán endureció en diciembre las reglas para los inversores extranjeros interesados en adquirir participaciones de empresas alemanas de modo de proteger la propiedad intelectual.

En virtud de esta medida, las autoridades germanas podrán examinar cualquier compra efectuada por un inversor de fuera de la Unión Europea de más de 10 por ciento de participación en empresas de un sector considerado “sensible”.

El umbral estaba hasta entonces en el 25 por ciento. La reglamentación afecta los rubros de defensa e infraestructura crítica y también tiene por fin impedir intentos de espionaje.

La medida fue interpretada como una respuesta al intento de un grupo estatal chino de adquirir participaciones del operador energético alemán 50Hertz.