Foto: Axel Heimken/dpa

Herning (Dinamarca), 27 ene (dpa) – La selección alemana de balonmano cayó hoy ante Francia por 26-25 en su último partido del Mundial que se disputa en Alemania y Dinamarca.

Con este cuarto puesto, el equipo germano celebra su mayor éxito desde que se alzó con el bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

A pesar de la gran actuación del portero alemán Andreas Wolff, los alemanes perdieron en los últimos segundos del partido ante Francia, que ha conquistado ya seis campeonatos.

“El dolor es muy grande. Los franceses fueron el equipo más inteligente, tenemos que reconocerlo”, señaló el entrenador alemán, Christian Prokop.

El anfitrión Dinamarca y Noruega disputan esta tarde la final en Herning.