Jean-Claude Juncker: «May sabe que la UE no está dispuesta a reabrir el acuerdo del Brexit»

0
122
COMISIÓN EUROPEA/ ETIENNE ANSOTT / Europa Press

BRUSELAS, 6 Feb. 2019 (Europa Press) – El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado este miércoles que en «ningún caso» la Unión Europea aceptará suprimir la salvaguarda irlandesa del acuerdo de retirada negociado con Londres y que eso es algo que la primera ministra británica, Theresa May, «sabe» antes de viajar el jueves a Bruselas para reunirse con él y con el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk.

«Mañana tendré el placer de recibir a la primera ministra británica y ella sabe que ni la Comisión Europea no está dispuesta a reabrir el asunto. Es la posición común de la Comisión y de la Unión Europea a 27», ha zanjado Juncker, en una rueda de prensa acompañado por el primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

Varadkar se ha adelantado a May y se ha desplazado a Bruselas a 24 horas de que lo haga la primera ministra, para mantener los mismos contactos que la ‘premier’ ha previsto para el jueves.

Tusk y Juncker han comparecido ante la prensa tras sus respectivas reuniones con Varadkar, para escenificar así el apoyo sin fisuras del bloque a Irlanda y al plan de emergencia diseñado en el Tratado de Retirada para proteger la frontera sin controles físicos ni aduana en el Úlster.

Tusk ha dicho en una comparecencia sin preguntas que la Unión a 27 «no está haciendo una nueva oferta» a los británicos, sino que espera escuchar de May una «sugerencia realista» para sacar el proceso de divorcio del «punto muerto» en que se encuentra.

También ha irritado al Gobierno británico y numerosos diputados al considerar que hay «un lugar especial en el infierno» para los políticos que promovieron el Brexit sin tener siquiera preparado un plan para cumplirlo de manera «segura».

Más tarde, preguntado por estas polémicas declaraciones, Juncker ha optado por la broma y ha dicho que es «menos católico» que Tusk y que solo cree en el cielo y nunca ha visto el infierno. «Salvo cuando trabajo aquí, que es un infierno», ha añadido, desde la sede de la Comisión Europea.

El jefe del Ejecutivo comunitario también ha insistido en el apoyo del bloque europeo al llamado ‘backstop’ irlandés y ha subrayado que la UE «no puede aceptar» la idea británica de reabrir las negociaciones.

«Una red de seguridad deja de ser red de seguridad si puede ser destruida de manera unilateral por una de las partes», ha resuelto Juncker, después de declarar el compromiso de la UE de permanecer del lado de Irlanda y ofrecerle toda su «solidaridad» si fracasan las negociaciones y se produce un Brexit caótico.

La frontera irlandesa será también la frontera exterior de la Unión Europea, han advertido tanto Juncker como el irlandés Varadker, por lo que ninguno renunciará a la salvaguarda, necesaria no solo para proteger los Acuerdos de paz de Viernes Santo, sino también para el Mercado Único y la Unión Aduanera.

El líder irlandés ha revelado que el viernes recibirá en Dublín a May para cenar con ella y repasar la situación, aunque no ha querido dar más detalles de los resultados que espera de ese encuentro.