Wiesbaden (Alemania), 7 ago (dpa) – Las exportaciones alemanas se incrementaron un 3,9 por ciento en el primer semestre del año en comparación con el año anterior, a pesar de las tensiones comerciales con Estados Unidos, según cifras publicadas hoy.

Los exportadores alemanes siguen manteniendo así su fuerte posición en el mercado mundial gracias, sobre todo, a la demanda desde Europa, que aumentó un 5,4 por ciento.

En el primer semestre del año se enviaron mercancías “Made in Germany” a todo el mundo por valor de 662.800 millones de euros (768.248 millones de dólares), informó la Oficina Federal de Estadística de Alemania, en Wiesbaden. Las exportaciones a los países de la Unión Europea (UE) aumentaron de forma especialmente acusada (más un 5,4 por ciento) y dentro de la eurozona un 6,3 por ciento.

“La buena coyuntura económica global y también la demanda en la UE están apoyando las exportaciones alemanas”, declaró Kevin Heidenreich, experto en comercio exterior de la Cámara Alemana de Industria y Comercio (DIHK).

Los negocios con Estados Unidos mostraron signos de desaceleración por la disputa comercial entre Washington y la UE. Las exportaciones “Made in Germany” a este país aumentaron sólo un 0,8 por ciento en la primera mitad del año. Las ventas a China, por su parte, crecieron un 10,3 por ciento.

A pesar del acercamiento, el conflicto entre la UE y Estados Unidos todavía no se ha resuelto. Al mismo tiempo, el choque entre Washington y Pekín se está intensificando. Esto también podría afectar a las empresas alemanas que exportan mercancías producidas en China a los Estados Unidos.

“Los conflictos de política comercial siguen siendo el mayor factor de riesgo para los exportadores e importadores alemanes”, advirtió el experto en comercio exterior. “La creciente disputa comercial entre Estados Unidos y China ha tenido un impacto negativo también en las empresas alemanas que han invertido fuertemente en ambos países”, agregó.

En el lado de las importaciones, Alemania compró en los primeros seis meses un 4,8 por ciento más en comparación con hace un año hasta situarse en los 541.300 millones de euros.

En junio, las importaciones alcanzaron el valor mensual más alto registrado nunca, con 93.700 millones de euros, lo que supone una subida del 10,2 por ciento respecto a hace un año, según los datos. La buena situación económica en Alemania y el aumento del empleo están aumentando la demanda de mercancías procedentes del extranjero.

Por su parte, a nivel mensual las exportaciones aumentaron en junio un 7,8 por ciento en compración con hace un año hasta alcanzar los 115.500 millones de euros. Mientras, en relación con el mes anterior, las exportaciones se mantuvieron sin cambios y las importaciones aumentaron un 1,2 por ciento.