Los Angeles, 2 dic (dpa) – El estadounidense Deontay Wilder retuvo el título de los pesados del Consejo Mundial de Boxeo tras empatar el sábado por la noche con el británico Tyson Fury en una pelea que acabó con una controvertida decisión de los jueces.

Wilder envió a Fury a la lona en dos ocasiones en Los Angeles y los jueces no se pusieron de acuerdo: el primero le dio la victoria a Wilder por 115-111, el segundo vio ganador a Fury por 114-112 y el tercero lo dejó en empate 113-113.

Wilder tumbó a Fury en el asalto nueve y también en el 12, pero el británico se levantó de la lona y acabó el combate subido a las cuerdas y con los brazos en alto, ya que había dominado la mayoría de los asaltos.

“Estábamos fuera de casa y me derribaron dos veces, pero aún así pensaba que había ganado la pelea”, dijo Fury.

Con el empate, los dos púgiles siguen invictos y ahora se especula con un nuevo combate en 2019.

“Me encantaría que fuera mi próxima pelea, ¿por qué no?”, comentó Wilder. “Tenemos que dar a los hinchas lo que quieren ver. Hoy fue una gran pelea, así que tenemos que repetir. No importa dónde”.

“Somos los dos mejores del mundo y hoy lo demostramos. Cuando tienes a dos guerreros sale una buena pelea. Hoy lo demostramos y estoy preparado para volver a hacerlo”.