Visitar Llanes en familia

245

Llanes es uno de los pueblos asturianos con más encanto. A la sombra de Ribadesella, Llanes destaca por sus monumentos, playas, miradores y rincones con encanto. Sí, Llanes cuenta con multitud de lugares llamativos, únicos y deseados, tanto en la propia población como en los alrededores, lo que la convierten en un destino ideal para viajar en familia.

Qué ver en Llanes

A pesar de que no es una ciudad de gran tamaño, merece la pena dedicarle toda una jornada para recorrer con calma todos y cada uno de los rincones de esta localidad asturiana sin cansar a los niños y disfrutar de la experiencia de visitar Llanes en familia.

El centro histórico

El centro histórico de Llanes es Conjunto Histórico-Artístico. A pesar de su espectacularidad, suele pasar desapercibido, en competición con la zona del puerto y las playas. Aquí, será imprescindible contemplar y ver el Torreón y las murallas de la población, que datan del siglo XIII. Siguiendo hacia el centro, además de ver el ayuntamiento de Llanes, se merecen una parada con calma la Basílica de Santa María y el Palacio de Castañaga.

Después de contemplar estos vestigios del esplendor de la localidad, el viajero puede dejarse llevar por las calles y descubrir sus magníficas casonas, los palacios de inspiración indiana y las numerosas capillas que pueblan el centro histórico de Llanes.

Para los niños, en el centro de la localidad, siguiendo la ría, llegaréis a un parque infantil con forma de barco pirata que les encantará.

Palacios de cine

Toda esta parte occidental de la costa asturiana tiene como nexo común las numerosas casas de Indianos, los palacetes que los emigrados a América que regresaron construyeron a modo de visualizar su éxito allende los mares.

Estos palacios, presentes en Llanes y en pueblos cercanos como Colombres, son auténticas maravillas arquitectónicas. Sin embargo, muchas están en un triste estado de abandono.

La zona del Puerto

Sin lugar a dudas, el puerto es el corazón de Llanes. Da igual el momento del día: un paseo por el puerto será siempre una experiencia relajante y estimulante: los comercios, restaurantes y actividades para niños se concentran en esta zona. Es el pulmón de la localidad, y aunque no puedas dejar solos a los niños, puedes darles cierta libertad para correr por las calles.

Los Cubos de la Memoria

Esta es una de las postales más buscadas de Llanes. Grandes bloques de hormigón apostados en la bocanada del puerto de Llanes para proteger la espiga y el faro. Cada uno de estos cubos está decorado con una pintura del autor Agustín Ibarrola.

El paseo de San Pedro

Es uno de los rincones preferidos de casi todos los que visitan Llanes, ya sea en familia, en pareja o viajando en solitario. Las vistas al casco histórico de la localidad y de la costa son espectaculares.

La zona está acondicionada para que puedas sentarte tranquilamente en los bancos e hitos y disfrutar del sonido del mar chocando contra las rocas. Los niños podrán disfrutar de un entorno seguro.

El camino de ascenso comienza junto a la playa de El Sablón. Una vez en la cima, puedes acercarte, con cuidado, a la zona más alta para ampliar el campo de visión.

Las playas de Llanes

El concejo de Llanes es uno de los más prolíficos en cuanto a playas. Más de treinta playas repartidas por los 56 km. de costa del concejo. En el propio Llanes puedes bañarte en la playa de El Sabón, una hondonada del mar que durante la bajamar es ideal para disfrutar en familia. Sin embargo, con la subida del mar y la pendiente existente, resulta más peligrosa.  Algo menos conocida, y de menor tamaño, la playa de Puerto Chico, situado al otro lado del Faro.

El entorno de Llanes ofrece multitud de opciones para disfrutar en familia como los bufones de Prias, o la senda costera que lleva a Ribadesella.