Viaje por el sudeste asiático: Tailandia, Vietnam y Camboya

0
300

Un viaje al sudeste asiático es una experiencia en la cual se pueden descubrir interesantes culturas, paisajes, gente hospitalaria y deliciosas comidas. Además, se trata de un viaje que exige poco presupuesto, ya que en general la vida es muy barata en estos lugares.

Por todas estas razones, y muchas otras, el sudeste asiático se ha convertido en un destino muy popular. En este sentido, la lista de países a visitar es larga: Tailandia, Myanmar, Vietnam, Filipinas, Laos, Camboya…  Por eso, lo recomendable es combinar más de un país. De esta forma, se puede conocer y disfrutar de cada lugar, aprovechando que ya nos encontramos de viaje por el sudeste asiático.

Así, una de las rutas de mayor esplendor del sudeste asiático es Tailandia y Vietnam. Son dos destinos muy completos. Tailandia es reconocida mundialmente por sus playas paradisíacas, su exuberante naturaleza y su riqueza cultural e histórica. Pero también hay muchos lugares de interés que ver en Vietnam. Desde el encanto de sus verdes paisajes de campos de arroz, hasta la majestuosa Bahia de Halong, pasando por una gastronomía de fama internacional. Un itinerario de viaje para el que se recomienda un mínimo de dos semanas.

Pero para los viajeros que dispongan de tiempo y de presupuesto una opción todavía más interesante de viaje combinado al sudeste asiático es viajar a Tailandia, Vietnam y Camboya. A continuación repasamos algunos de los principales atractivos de estos tres países del sudeste asiático:

Los encantos de Vietnam

Este país es uno de lo preferidos de los mochileros, porque puede realizarse en cualquier época del año y por los bajos costes de los servicios básicos. Por supuesto, también porque se trata de una nación llena de historia, cultura y tradiciones.

No cabe duda de que la belleza de sus paisajes es el atractivo número uno para la gran mayoría de los visitantes. Sin embargo, dado el habitual tiempo de viaje limitado, se aconseja enfocar su visita en las siguientes ciudades o zonas:

Bahía de Halong

Este lugar está repleto de playas preciosas que parecen sacadas de una película, siendo uno de los rincones imprescindibles en un viaje al sudeste de Asia. No en vano, es una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo. Los 1600 islotes de peculiares formas que forman el espectacular paisaje esconden cuevas y otros puntos de interés. Así, las actividades para hacer abundan, desde navegar en un crucero, hasta nadar o relajarse en sus playas, sin olvidar el buceo o excursiones en kayak.

Los campos de arroz en Sapa

Este país del sudeste asiático también ofrece la majestuosidad de los campos de arroz en Sa Pa. Esta región del norte de Vietnam es conocida por el verde intenso de sus montañas, así como por la diversidad cultural de sus habitantes, por la multitud de etnias que conviven en la zona. Todos estos ingredientes convierten a Sapa en un lugar a tener muy en cuenta para aquellos que disfrutan de trekking.

Hanoi, la capital

Como Vietnam ofrece turismo para todo los gustos, no podía faltar una buena aventura urbana, también en el norte del país. Así, la principal ciudad de Vietnam, Hanoi brinda una imagen llena de motocicletas y gente que reflejan de muchas maneras la esencia de la cultura vietnamita. Además, lugares como el lago Hoan Kiem o el mausoleo de Ho Chi Minh, emanan la milenaria historia de sus habitantes.

Si el tiempo lo permite, vale la pena extender la ruta dentro Vietnam hasta Hôi An y Hue, ciudades del centro del país en las que profundizar en la cultura de Vietnam.  Pero también visitar las zonas de costa, como las playas de la isla de Phú Quôc.

Tailandia, opciones para todos los gustos

Dentro de un viaje al sudeste asiático, la ruta por Tailandia destaca por la combinación entre exóticas playas, amplias opciones de ocio y visitas a lugares de gran interés cultural. Estos atributos le han convertido en uno de los lugares preferidos por los turistas del mundo. Sin embargo, dentro de la extensión del territorio tailandés, sobresalen zonas como:

Bangkok, modernidad y caos

La famosa capital tailandesa tiene de todo y para todos los gustos. Desde ostentosos palacios, antiguos templos, coloridos mercados o pubs para vivir la vida nocturna.

Entre los imperdibles de Bangkok está el Gran Palacio Real, un enorme complejo arquitectónico en el centro de la ciudad. Otro de los lugares más turísticos es el templo de What Pho, que contiene una inmensa figura, de 46 metros de largo y 15 metros de alto.

Como decíamos antes, también destacan sus mercados. Los hay de todo tipo: mercados flotantes, mercados nocturnos… e incluso un mercado que se sitúa sobre los raíles del tren, por lo que los comerciantes tienen que retirar sus productos cuando este se aproxima. Una de las curiosidades que ofrece Tailandia.

Continuando con la travesía tailandesa, desde Bangkok se puede continuar hacia el norte, para visitar las ruinas de ciudades históricas como Ayutthaya y Sukkothai.

Chiang Mai

Más en el norte se encuentra Chiang Mai, la capital cultural del país, que ofrece bellos templos y mercados, junto con unos alrededores naturales impresionantes.

Esta es la ciudad de mayor tamaño del norte de Tailandia y es ideal para los amantes de la naturaleza con gran sentido de aventura. Por ejemplo permite conocer el día a día de los elefantes, en santuarios como el Elephant Nature Park.

Playas de ensueño

Las playas de Tailandia son realmente excepcionales. Existen 1400 islas en todo el país, así como bellas zonas de costa en la península. Entre las más destacadas podemos nombrar la isla de Phuket, la mayor del país y con una rica oferta de ocio y relax. También destacan las islas Phi Phi, la definición de playa idílica. O la provincia de Krabi, con sus característicos acantilados y con rincones muy tranquilos.

Camboya y su joya: Angkor

Este país, al igual que Vietnam y Tailandia se caracterizan por ser verdaderas mecas del turismo en el sudeste asiático. Se trata de un reino lleno de misterio y magia cautivante que fusiona culturas antiguas con el floreciente mundo moderno.

Sin lugar a dudas sus ciudades son el escenario propicio para una auténtica e incomparable aventura. Per el lugar más emblemático de Camboya es, sin duda, Angkor. Alberga antiguos templos y ruinas en medio de la selva que para muchos viajeros son una de las mayores joyas del sudeste asiático. Aquí, como en muchos lugares del sudeste asiático, es aconsejable llevar contigo abundante agua pues el recorrido a través de los diferentes templos puede ser realmente exigente.

Para conocer los templos lo habitual es alojarse en la próxima ciudad de Siem Reap. Pero hay otras ciudades interesantes como la capital, Phnom Penh, donde visitar los puestos de comida callejera y degustar la exótica gastronomía local.

Por todo lo que hemos dicho, un recorrido por Tailandia, Vietnam y Camboya, es una de las opciones más interesantes para adentrarnos en los viajes al sudeste asiático, una de las regiones del planetas que más turistas atraen.