Berlín, 6 dic (dpa) – Desde lápices de colores a bicicletas: uno de cada cuatro productos o juguetes para niños en Alemania presenta deficiencias considerables, de acuerdo con los resultados de un estudio de la Fundación Warentest publicados hoy.

De 278 artilugios testados, los investigadores detectaron graves problemas de seguridad en 79 de ellos, según explicó el presidente del organismo Hubertus Primus.

“Entrañan riesgo de causar un accidente, llevan sustancias nocivas o presentan fallos en materia de seguridad de datos”, señaló Primus.

En el caso de los productos para niños, hasta un 28 por ciento de ellos presentan deficiencias. De media, para otro tipo de productos esta tasa se sitúa en el siete por ciento.

Durante la investigación, se detectó que una de cada dos tronas presentaba defectos y se descubrieron fallos en los cinturones de seguridad de las sillas de bicicleta.

Los evaluadores de la Fundación Warentest también llegaron a la conclusión de que la calidad de un producto infantil no está directamente relacionada con su precio.

Fundada en 1964, la Fundación Warentest se dedica a investigar y comparar bienes y servicios de una manera imparcial. Una vez realizados sus estudios, emite una valoración que es muy apreciada por los consumidores alemanes a la hora de comprar, por ejemplo, pequeños electrodomésticos para el hogar como lavadoras.