Unas 80.000 personas padecen diabetes en Asturias

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) extiende el parche de monitorización continua de glucosa para facilitar el control de su enfermedad a las 3.000 personas que padecen diabetes mellitus de tipo I en Asturias. A principios del próximo año, todos los pacientes de estas características podrán disponer de esta tecnología avanzada.

El Principado ha sido una de las primeras comunidades en implantar este dispositivo, del que ya se benefician más de 800 pacientes: todos los menores de 18 años, las mujeres con diabetes que quieran ser madres o estén embarazadas y personas con hipoglucemias de repetición.

Cerca de 80.000 personas padecen diabetes en Asturias, 3.000 de ellas de tipo I, por lo que necesitan inyectarse insulina a diario para vigilar la glucemia. El resto tiene diabetes de tipo II y, en la mayoría de los casos, los afectados pueden controlar la enfermedad con dieta equilibrada, ejercicio y medicación oral. Los especialistas aseguran que este segundo tipo se puede prevenir con hábitos de vida saludables.

Hoy, día 14 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la Diabetes, convocado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) bajo el lema Enfermería y diabetes, para poner en valor la función de la enfermería en la educación de hábitos saludables. Esta jornada aspira a sensibilizar a la ciudadanía sobre las causas, síntomas, complicaciones y tratamientos de esta patología.

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica que puede provocar un severo deterioro de la calidad de vida. Se trata de la primera causa de ceguera entre la población, puede dañar la función renal, producir amputaciones de miembros inferiores y dolencias cardiacas como la cardiopatía isquémica o el ictus. También puede causar una muerte prematura.