Erfurt (Alemania), 23 ene (dpa) – Los herederos deben recibir los días de vacaciones que los empleados fallecidos no han tomado en vida, sentenció el Tribunal Federal de Trabajo de Alemania.

De acuerdo con la ley federal de vacaciones y licencias, el fallecimiento de un trabajador no extingue su derecho a vacaciones anuales retribuidas, comunicó hoy el más alto tribunal laboral alemán.

El tribunal dictaminó en un caso de Renania del Norte-Westfalia que las vacaciones anuales que el empleado no había tomado antes de su muerte formaban parte de la masa hereditaria.

El recurso, que había sido presentado por la ciudad de Wuppertal, fue denegado en tercera instancia y se obligó al empleador a pagar a la viuda de una persona gravemente discapacitada, empleada hasta su muerte en diciembre de 2010, un total de 5.857 euros.

La viuda había demandado al Ayuntamiento y había exigido el pago de las vacaciones restantes -de 25 días laborables- que aún se debía a su marido en el momento de su muerte.

La sentencia fue dictada sobre la base de una decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de noviembre de 2018 que establece que los herederos de un trabajador fallecido pueden reclamar al empleador una compensación económica por las vacaciones anuales retribuidas no disfrutadas por el empleado.