Un reloj para Navidad

Los relojes de oro son muy requeridos en las ventas navideñas, sobre todo en sus matices más cálidos, como este modelo clásico de Fossil. Foto: Fossil/dpa

(dpa) – ¿Otra vez un par de calcetines, un cinturón o un libro debajo del árbol de Navidad? ¡Qué aburrido! ¿Por qué no pensar una alternativa que perdure y que tenga la originalidad de ser un clásico que había caído casi en el olvido? Un reloj es una opción ideal.

¿Qué se usa actualmente en este área? Guido Grohmann, director de la asociación alemana de relojería y joyería, dice que «en el sector de relojes de lujo hay varias tendencias, y dos de ellas son bastante importantes: el retro y el heritage».

«Heritage» se refiere a las nuevas ediciones de modelos clásicos que causaron fascinación a las viejas generaciones y hoy vuelven a estar de moda, mientras que «retro» hace referencia a los relojes que retoman el diseño de épocas pasadas.

Pero no termina allí, dice Grohmann. También se ha puesto de moda el bicolor en la pulsera del reloj o en la carcasa, al igual que el bronce, un metal que cambia de color al estar en contacto con la piel, de modo que cada persona tiene un reloj totalmente individual.

La individualidad está de moda

En líneas generales podría decirse que la individualidad está marcando el pulso de la moda, considera Grohmann. Es una tendencia que se ve plasmada efectivamente en las pulseras que cambian de color o que están compuestas de diversos materiales. También vuelve a ser muy requerido el oro en los relojes para Navidad, sobre todo con matices cálidos, como el oro amarillo.

La sustentabilidad es otro de los grandes temas en el sector. «Los clientes ponen particular atención en este aspecto al elegir la pulsera del reloj, por eso hoy en día se ofrecen muchas alternativas al cuero.»

El Smartwatch, ¿un reloj para todo el mundo?

Joachim Dünkelmann, directivo de una asociación de tiendas especializadas en joyería y relojería en Alemania, dice que los relojes en diseño Bauhaus se han vuelto particularmente requeridos «por el simple hecho de que van bien con muchos modos de vestir, desde un jean hasta un traje o una falda con saco.»

Sin embargo, lo decisivo a la hora de elegir este regalo no es tanto la moda sino en qué situaciones uno cree que ese reloj se va a usar. Los smartwatches y los relojes para fitness, por ejemplo, son ideales para hacer deporte pero poco útiles y atractivos en la oficina.

Dünkelmann comenta que los diseños en líneas generales son más pequeños y chatos en esta temporada para poder combinarlos con distintas prendas, pero también se ven carcasas en forma de almohada que permiten leer mejor toda la información en el interior. Lo cierto es que, más allá de las modas, si uno quiere regalar algo que tenga valor pese al paso del tiempo, no hará mal en elegir una pieza clásica de acero con buena mecánica.

Echar un vistazo en el joyero ayuda

A los que más les cuesta elegir un buen reloj para Navidad es a los hombres. Antes de ir a la tienda, es útil que echen un vistazo a las joyas y al ropero de su pareja, dice la asesora Andrea Lakeberg de Berlín. «De ese modo uno tendrán una mejor idea de si el reloj debería ser descontracturado, purista o deportivo.»

Lo mismo hay que pensar a la hora de elegir la pulsera. Para muchos la mejor opción en lugar del cuero es la pulsera en eslabones, que se ve bien durante mucho tiempo. Pero si debiera ser cuero es mejor elegir colores claros y suaves como el marrón o el cognac en lugar de negro, que resulta más masculino.

Como último punto, el tamaño del reloj es importante: no debería sobrepasar la muñeca, pero tampoco debería ser demasiado pequeño. Al fin y al cabo, quiere ser visto.

Por Andrea Abrell (dpa)