Tras golear a Estonia 8-0, Alemania muestra una tendencia positiva

0
58
Foto: Federico Gambarini/dpa

Maguncia, 12 jun (dpa) – El doble goleador Marco Reus ya se retiraba del Mainzer Arena con su maleta cuando disertó sobre las nuevas perspectivas de la selección alemana de fútbol, tras la victoria por 8-0 contra Estonia en el último partido de la temporada, jugado el martes por la noche.

«Pasaron muchas cosas y aprendimos varias lecciones», dijo el jugador del Borussia Dortmund sobre los cambios introducidos en el equipo de la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

La alegría de jugar y, al mismo tiempo, la consistencia de un equipo completamente renovado entusiasmaron tanto a los 26.050 aficionados que asistieron al partido en Maguncia, tanto como a los millones de espectadores congregados frente a las pantallas de televisión.

«El equipo está lleno de energía. Está dispuesta a ganar y a jugar con pasión. Trata de inspirar a la gente», afirmó Marcus Sorg tras cumplir con la misión de obtener seis puntos en la fase de clasificación para la Eurocopa 2020, mientras ejercía como seleccionador sustituto de Joachim Löw, afectado por una lesión coronaria.

El triunfo por 2-0 en Bielorrusia fue seguido de una espectacular victoria por 8-0 contra Estonia en casa, la tercera en la actual fase de clasificación para el Campeonato de Europa de 2020.

«Sin embargo, tenemos que mantener los pies en la tierra. Ya sabemos que Estonia y Bielorrusia no están al mismo nivel que Holanda o Francia», subrayó Reus, que a sus 30 años es el jugador de campo más veterano del equipo alemán.

Reus y Serge Gnabry, con dos goles cada uno, así como Leon Goretzka, Ilkay Gündogan de penal, Timo Werner y Leroy Sané transformaron la determinación y el refinamiento táctico del equipo alemán en un festival futbolístico. Tras el resultado, todos querían irse de vacaciones rápidamente.