Transición Ecológica se suma a la Hora del Planeta 2019

0
71

El Ministerio para la Transición Ecológica se suma a la Hora del Planeta, organizada por la organización conservacionista WWF en todo el mundo, que nos invita a apagar las luces para demostrar nuestro compromiso con un planeta más sostenible. Así, mañana sábado, entre las 20:30 y las 21:30 horas, la sede del Ministerio para la Transición Ecológica, en Nuevos Ministerios, y la de todos sus organismos adscritos apagarán sus luces para sumarse a esta iniciativa.

​La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera ha declarado a través de las redes sociales que «Un año más estamos invitados a apagar las luces por el plantea. Una hora de apagón para simbolizar lo trascendente que es luchar contra el cambio climático. Necesitamos cumplir el Acuerdo de París, como premisa elemental para una seguridad climática que se aleja a toda velocidad.

Debemos descarbonizar nuestra economía, construir relisiencia y trabajar -desde luego desde las Administraciones Públicas y desde las instituciones- para hacer que las cosas cambien de la manera más rápida posible, pero también, de la manera más inclusiva y más justa. Con la complejidad que esto tiene, pero también con la complicidad de cada uno de nosotros como ciudadanos».

También el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, se ha sumado a la Hora del Planeta a través de un video publicado en redes sociales en el que ha asegurado que «Apagar la luz durante una hora es un pequeño gesto, pero supone una solidaria contribución al bienestar de la Humanidad».

La Hora del Planeta nació en Sidney en 2007, como gesto simbólico para llamar la atención sobre el problema del cambio climático. Propone un sencillo gesto que consiste en apagar las luces de hogares, negocios, edificios y monumentos emblemáticos durante una hora. Una simple acción que ha acabado desencadenando un creciente movimiento mundial por el Planeta.

Son ya miles de ciudades de 188 países las que apagaron las luces en más 17.000 monumentos y edificios representativos, a las que se sumaron ayuntamientos, empresas, instituciones y ciudadanos con el objetivo compartido de «Cambiar el cambio climático».

Además de esta simbólica hora sin luz, La Hora del Planeta promueve acciones concretas para luchar en defensa del planeta, promoviendo estilos de vida sostenible, fomentando el desarrollo renovable, la conservación de los bosques, mares y recursos naturales y de lucha contra la pérdida de biodiversidad.