Si pensabas que la pregunta más importante a la hora de reformar tu baño iba a ser si optar por la tradicional bañera o por el cómodo, moderno y funcional plato de ducha, estabas más que equivocado.

Una vez que hayas decidido esta cuestión, te enfrentarás a la verdadera disyuntiva de elegir la mampara, cuya función es vital a la hora de mantener el agua en su sitio si contamos con una bañera para que no acabe inundando todo el baño, pero que simplemente pasa a ser indispensable si optamos por un plato ducha.

Las mamparas de baño han evolucionado en los últimos tiempos hacia una variedad impensable hace tan solo unas décadas. Hoy en el mercado puede elegir entre diferentes tipos de aperturas, formatos y funcionalidades para que tu baño se vea mucho más elegante, para que puedas ganar en espacio si sus dimensiones son reducidas y en seguridad durante su uso, gracias al cristal templado que nos ofrece una alta resistencia.

Podemos enumerar básicamente tres tipos de mamparas: las fijas, las de puerta corredera y las de puerta plegable. En dependencia del tipo que elijamos, necesitaremos distintos tipos de raíles y rodamientos y disponer de un mayor o menor espacio para que esta pueda abrirse y cerrarse o para poder plegarse. Pero de lo que estamos seguro es que de la mejor relación calidad precio para el tipo que elijas lo encontrarás en TratoBarato.Com, la tienda online especializada en estos temas.

Beneficios de cada tipo de mampara

Las mamparas fijas ayudan eficazmente a proteger una parte de la ducha o bañera de salpicaduras hacia el exterior, ofrecen la mayor seguridad posible y un sellado perfecto. Son las que suelen contar también con un mayor grosor en sus cristales.

Las mamparas de puerta plegable, por su parte, son sumamente versátiles, siendo esta su principal baza, y aunque resultan también muy cómodas, requieren de un espacio mayor que las demás para poder realizar el juego de cierre y apertura.

Para espacios pequeños, las mamparas de puerta corredera son las grandes protagonistas, y es que para abrirse se pliegan sobre sí mismas al deslizarse en horizontal, ocupando muy poco espacio.

Las mamparas con puertas correderas tradicionalmente ofrecían un problema que hacía que muchos consumidores no se decidiesen por ellas. Este hándicap era que no resultaban muy limpias y el resultado estético era por tanto muy deficiente. El mayor de los impedimentos para su limpieza era que contaban con muchos perfiles de aluminio para conseguir adaptar todo el mecanismo y resultaba muy incómodo de limpiar y mucho más difícil conseguir buenos resultados higiénicos y estéticos.

Hoy en día, estas mamparas que representan la solución perfecta para los espacios pequeños han evolucionado notablemente en su diseño, y encontramos mamparas con puertas que se desmontan fácilmente e incluso sin rodamientos ni perfiles inferiores.

Para que compruebes por ti mismo cómo puedes renovar la estética de tu baño con una mampara de diseño actual y con una inversión reducida, te aconsejamos que visites el enlace que dejamos al principio de este artículo, ese que te llevará hasta las mamparas con una relación calidad – precio inigualable que ofrecen la tienda online de tratobarato.com

Tipos de mamparas según el material

Además de considerar el tipo de mampara que vamos a instalar de acuerdo a su modo de apertura, es importante saber que hay más cuestiones a considerar y tener en cuenta, ya que existen, por ejemplo, diferentes tipos de mamparas según los materiales con las que han sido fabricadas.

En este sentido, las mamparas pueden estar fabricadas a partir de vidrio templado o de un material acrílico. El cristal es un material que aporta gran elegancia, aunque también hay que considerar que es más caro, al tener que estar la mampara elaborada con paneles especialmente diseñados para evitar que se rompa.

Las mamparas que se fabrican con materiales acrílicos nos ofrecen la ventaja de adaptarse a los platos de ducha circulares, además de ser muy ligeros a la hora de moverlos y muy económicos.

En cuanto a los perfiles que se utilizan para la estructura de la mampara, estos pueden ser de PVC, acero inoxidable o de aluminio. Las mamparas más económicas suelen ser las que llevan la perfilería de PVC, pero la gran mayoría de los consumidores opta finalmente por la perfilería de aluminio.

En cuanto a las nuevas tecnologías aplicadas para que la mamparas resulten estéticamente más atractivas, además de encontrar muchos modelos y diseños variados, algunas empresas han empezado a utilizar vidrio que no acumula cal, es decir, mamparas con microporos de cristal herméticos para que las gotas de agua resbalen y no se queden estancadas, evitando que los cristales se ensucien cuando se evapora el agua.