Todo lo que debes saber de los depósitos de poliester: qué son y para qué sirven

9106

depósitos de poliester

El correcto almacenamiento de productos no es solo algo recomendable para los particulares, también es una asignatura totalmente obligatoria para los profesionales. Expertos en obras y reparaciones como los cerrajeros, los electricistas y hasta los fontaneros tienen que saber cumplir una serie de medidas de seguridad que les hagan actuar de forma completamente legal y segura. Su trabajo es importante, y poner en riesgo a los demás es algo que no puede formar parte de su actividad.

Por eso mismo, sobre todo mirando también al sector ganadero y agrícola, es conveniente conocer los mejores tipos de depósitos para según qué sustancias, además de los mejores materiales de los que estos pueden estar hechos. Puede que no te resulten familiares, pero los depósitos de poliester son un aliado indispensable en esto de almacenar sustancias de forma segura, sobre todo cuando hablamos de líquidos, y de aquellos que puedan ser corrosivos.

¿Qué son y para qué sirven los depósitos de poliester?

Como bien indica su nombre, un depósito de poliester es un recipiente hecho de cualquier tipo de poliester, pensado especialmente para almacenar líquidos. Hay modelos que se emplean para guardar desde agua potable para su uso, hasta aguas pluviales o residuales. De hecho, en algunos sectores, estos depósitos también se emplean para almacenar pienso para animales y hasta toda clase de productos químicos. Son una forma segura de guardar sustancias que sean delicadas, o también aquellas que sean peligrosas.

Componen un ámbito bastante específico, todo sea dicho, pero al mismo tiempo son un método genial de distribuir, organizar y almacenar productos. Numerosas empresas se encargan de fabricarlos, desarrollando incluso variantes como los depósitos de poliester con fibra de vidrio. Todo esto, con el fin de mejorar sus características y darles un enfoque más concreto todavía en cuanto a ámbito de uso.

Se pueden comprar de diferentes tamaños y formas, habiendo contenedores de toneladas o incluso depósitos de tan solo unos litros. Sus fabricantes, además, suelen acompañarlos de una garantía adecuada, generalmente entre los 2 y los 5 años, así como ofrecer diferentes factores de forma. Podemos encontrar depósitos de poliester rectangulares, cilíndricos, verticales, horizontales y con diferentes alturas y anchuras. Se desarrollan a medida, en función de las necesidades del cliente.

Usos de los depósitos de poliester

Son recipientes que apenas requieren labores de mantenimiento gracias tanto a su forma como a su material de composición. Además, con el refuerzo de fibra de vidrio que suelen tener, cuentan con una impermeabilidad bastante interesante tanto en su interior como en su exterior. Están pensados para resistir tranquilamente agentes externos, incluso las inclemencias del tiempo. Lo bueno de todo esto es que, además, se han diseñado para evitar cualquier fuga de olores o de los propios líquidos. No hay filtraciones de ninguna clase, garantizando la integridad del producto que almacenan.

De hecho, su porosidad es nula. Gracias a esto y a su capa impermeable, tienen una adherencia prácticamente inexistente, lo que significa que, una vez se va a verter el producto de su interior, no habrá inconvenientes. También, en el caso de los productos químicos, estas características garantizan que no se genere ningún tipo de microorganismo que pueda ser peligroso. Son depósitos pensados por y para la seguridad de quienes los usan, como también de lo que almacenan.

Con todo esto en cuenta, huelga decir que son el recipiente perfecto para almacenar productos químicos, también se usan para guardar abonos líquidos, cosa que los vuelve especialmente interesantes en el sector agrícola. La enorme densidad de estos abonos hace que sea necesario tener depósitos con una gran resistencia, y ahí están los de poliester, diseñados para garantizar su protección y, también, facilitar su transporte en camiones o remolques de diferente tipo.

Además, también se pueden usar para guardar aguas pluviales para su uso en regiones en las que las precipitaciones sean muy escasas a lo largo del año. Junto a esto, se puede hablar de los depósitos de poliester para bombeo de aguas, contando con una bomba acoplada para facilitar la extracción del agua, cosa que se vuelve de gran utilidad para profesionales como comberos, sobre todo cuando tienen que apagar un incendio, o incluso para el tratamiento de aguas. Otro uso de estos depósitos es su entierro, cosa que se hace con los depósitos horizontales con el fin de almacenar agua potable.

Versatilidad y protección a precios lógicos

Dado su amplio abanico de usos, es fácil deducir que el contenedor de poliester ha adquirido una relevancia más que destacable en los últimos años. Agrícolas, bomberos, ganaderos, hasta químicos recurren a ellos. Hay muchos más sectores que usan estos recipientes de mayor o menor volumen para guardar materiales que necesitan usar. Saben que cuentan con depósitos que garantizan la máxima protección de su contenido, y que además facilitan su extracción y uso, sea para el fin que sea. Son una solución de almacenamiento perfecta para líquidos.