«Think tank» turco progubernamental critica a los medios internacionales

0
95

Estambul (Turquía), 7 jul (dpa) – El «think-tank» Seta, cercano al Gobierno de Turquía, acusó a periodistas internacionales de reportar «en contra del Gobierno», según denunció el grupo en un nuevo y extenso estudio.

A lo largo de 202 páginas, los autores ponen bajo la lupa sobre todo la cobertura informativa en idioma turco de siete medios internacionales, entre ellos la alemana Deutsche Welle (DW), la británica BBC, la emisora rusa Sputnik y la estadounidense Voice of America.

Allí identifican también a periodistas por nombre y apellido y muestran capturas de pantalla de sus actividades en Twitter.

Solamente a la germana DW le dedican aproximadamente 30 páginas. El informe se lee en parte como un escrito acusatorio.

A los autores del informe les interesan sobre todo los reportes sobre temas sensibles como economía o el intento de golpe de Estado de 2016.

El presidente Recep Tayyip Erdogan criticó reiteradamente durante los últimos meses a los medios internacionales por su «negativa» cobertura informativa, entre otros sobre la mala situación económica.

Dos periodistas de la agencia Bloomberg fueron demandados por un artículo sobre la crisis monetaria. Desde el intento de golpe de Estado, los medios de comunicación turcos se encuentran en gran parte bajo control gubernamental.

El reporte resalta por ejemplo en la cobertura de la Deutsche Welle que «en general persigue una política de producción de noticias orientada a debilidades en libertad de prensa y derechos humanos en Turquía».

La emisora alemana salió rápidamente al cruce de esta acusación.

«Naturalmente un servicio de radiodifusión internacional como DW también tiene que vivir con la crítica. Pero lo que está ocurriendo aquí con este llamado estudio científico es un intento de denigrar y poner en la picota a nuestros periodistas», denunció hoy el portavoz Christoph Jumpelt a dpa.

El portavoz aseguró que Deutsche Welle seguirá informando de manera neutral y objetiva sobre los acontecimientos en Turquía.

Por su parte, la Foreign Media Association (FMA), una asociación de periodistas internacionales que trabajan desde hace años en Turquía, hizo saber a través de Twitter su preocupación por el reporte que nombra y retrata a periodistas.

La FMA consideró que los periodistas deben poder ejercer su trabajo sin intentos de intimidación y sin estar expuestos a presiones.