Sevilla (España), 3 dic (dpa) – España comenzó hoy una nueva etapa política después de que el partido de ultraderecha Vox sorprendiera con un buen resultado en las elecciones autonómicas del domingo en Andalucía y entrara por primera vez en un parlamento regional.

El partido nacionalista ganó 12 de los 109 escaños de la Cámara en la comunidad autónoma del sur de España y obtuvo así el mayor éxito para una formación de extrema derecha en el país desde el regreso de la democracia tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975.

El buen resultado de Vox acaba con la excepción que representaba España, uno de los últimos países europeos sin una formación derechista de peso, y desató hoy un terremoto de comentarios en medios y posicionamientos políticos.

“Los resultados en Andalucía refuerzan nuestro compromiso de defender la Constitución y la Democracia frente al miedo”, escribió hoy en Twitter el jefe del Ejecutivo, el socialista Pedro Sánchez, sin mencionar directamente a Vox.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Sánchez fue el gran derrotado el domingo en Andalucía al ganar los comicios pero con solo 33 diputados, su peor resultado histórico en una región que gobierna desde hace 40 años y que podría ceder ahora a la derecha.

Por su parte, el izquierdista Pablo Iglesias, líder de Podemos, decretó alarmado la “alerta antifascista” y llamó a movilizarse contra la “extrema derecha, postfranquista sin complejos, neoliberal y machista” de Vox.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, agradeció ya de madrugada el apoyo de sus 400.000 votantes y dio proyección nacional a su buen resultado. “Vamos a ir hasta el final para defender las ideas a las que nos hemos comprometido y vosotros habéis votado”, dijo en un acto, jaleado con gritos de “presidente, presidente”.

La sorpresa de Vox saltó hoy a las portadas de todos los diarios. “Andalucía ha vivido un terremoto político de alcance histórico que nadie —ni encuestas, ni expertos— ha sido capaz de intuir”, señaló el diario “El País”, que recordó la serie de cuatro o cinco elecciones que afronta España en 2019: “Lo ocurrido este domingo puede servir de guía para el complejo año electoral que queda por delante”.

También medios de todo el mundo como la BBC, “Le Monde” o “Financial Times” reflejaron la irrupción de la extrema derecha en España.

Vox nació en 2013 con el objetivo de seducir a votantes desencantados del Partido Popular (PP) -entonces en el Gobierno con Mariano Rajoy- con un discurso reaccionario católico centrado en la defensa de la familia tradicional, el rey y la unidad de España frente a tensiones secesionistas en regiones como el País Vasco o Cataluña.

El partido tuvo una presencia marginal y testimonial hasta el año pasado, cuando la escalada del desafío independentista en Cataluña y su declaración unilateral de independencia abrieron una crisis que disparó la visibilidad del partido.

También popularizó su discurso el aumento de la llegada de migrantes desde el norte de África, que este año convirtió a España en su primer destino europeo por delante de Italia. La mayoría llega por mar precisamente a las costas de Andalucía.