Teresa Mallada: “El Estatuto Electrointensivo perjudica a Asturias”

Teresa Mallada
Teresa Mallada en rueda de prensa. – PP

(EP) – La presidenta del PP de Asturias y portavoz en la Junta General, Teresa Mallada, ha exigido este miércoles al presidente del Principado, el socialista Adrián Barbón, que «plante cara» al Gobierno de Pedro Sánchez porque el Estatuto del Consumidor Electrointensivo aprobado por el consejo de ministros es «una tomadura de pelo» a Asturias.

En nota de prensa, Mallada reprocha que «tras un calvario de dos años de espera», el documento aprobado por el Gobierno central «llega tarde, sin consenso y no da ninguna solución a la gran industria asturiana».

«No será efectivo para nuestra región y, por tanto, no solucionará la crisis de competitividad de nuestra industria ni evitará el riesgo de deslocalización industrial», añade.

Para Mallada, se trata de «una nueva derrota de Adrian Barbón; una muestra más de su falta de firmeza y peso ante Pedro Sánchez». «Ahora no valen los lamentos», advierte la líder del PP.

Asimismo, incide en que desde su formación llevan «dos años diciéndole a Barbón que hiciera lo imposible para que este Estatuto ayudara a nuestras grandes empresas consumidoras de energía rebajando el precio de luz». Al respecto, resalta que el PP de Asturias «llegó incluso a presentar alegaciones al borrador del Estatuto».

Teresa Mallada considera «una auténtica vergüenza» el proceder del Gobierno de Sánchez, así como «la inacción» del Ejecutivo de Adrián Barbón, respecto a la industria, a la que, entiende, «ha dejado abandonada y a los pies de los caballos».

«Tenemos una gran industria que consume muchísima energía, de la que dependen miles de puestos de trabajo, y así seguirá en la incertidumbre y sin poder competir a nivel internacional por el lastre económico del precio de la electricidad», lamentan los ‘populares’.

En este sentido, recuerdan que el coste final de la electricidad en España «es del doble respecto a Francia y de más del doble en comparación con Alemania». «Por más que la ministra Ribera pretenda tapar esta realidad de forma interesada obviando los impuestos y las compensaciones de cada país», dice Teresa Mallada.