Tenistas alemanes, sobre el aire en Melbourne: «Se siente raro»

0
69
Foto: Frank Molter/dpa

Melbourne (Australia), 17 ene (dpa) – Los principales tenistas alemanes en el Abierto de Australia, Alexander Zverev y Angelique Kerber, se refirieron hoy a la calidad del aire en Melbourne como resultado de los incendios forestales en ese país.

«Incluso en los estadios cerrados había un poco de niebla, lo que también era un poco raro», comentó Alexander Zverev al referirse al humo presente en las canchas del primer Grand Slam del año durante sus sesiones de entrenamiento.

«El esmog de aquí es muy diferente al de China, por ejemplo. Aquí se podía oler y sentir», declaró el joven de 22 años nacido en Hamburgo.

La calidad del aire en Melbourne era tan mala el martes y el miércoles que provocó un retraso en el inicio de la ronda clasificatoria. Kerber se mostró confiada en la actuación de los organizadores en caso de que el aire vuelva a llenarse de humo.

«Obviamente, es una situación nueva para todos, pero estoy segura de que la sabrán manejar y de que estar aquí no supone un riesgo para nosotros. Creo que esa es la prioridad número uno», declaró la actual número 18 del mundo.

Los partidos de la primera ronda del Abierto de Australia comienzan este lunes. Kerber informó que la organización se mantiene en contacto con los jugadores y el equipo médico que se encuentra en las canchas. «Debo decir que se están preocupando», añadió.

Anteriormente, los organizadores habían sido criticados, a veces duramente, por no haber reprogramado los partidos del martes, a pesar de que se había aconsejado a los habitantes de la ciudad que se quedaran en sus casa.

La eslovena Dalila Jakupovic se retiró de su partido el martes a pesar de que contaba con posibilidades de victoria. En un torneo de exhibición disputado en el barrio Kooyong de Melbourne, los jugadores también se habían quejado de problemas respiratorios, tos y mareos.

La calidad del aire en Melbourne amenaza con deteriorarse de nuevo para el fin de semana. El director del torneo, Craig Tiley, había asegurado que la salud de los jugadores, los visitantes y el personal era una prioridad. Con estaciones de medición propias en la instalación, los valores deben ser comprobados a intervalos cortos y los partidos interrumpidos si es necesario.