La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, ha presentado hoy ante la Junta General el presupuesto de su departamento para 2019, que asciende a 439.454.897 euros, 47.221.575 más que el anterior, lo que supone un aumento del 12,03%. Esta cuantía permitirá mantener, e incrementar en muchos casos, las prestaciones y recursos del sistema público de protección social.

“Reforzamos las políticas de protección dirigidas a las personas con especiales dificultades, asegurando recursos que afianzan la cohesión social en Asturias. Y esto es una gran inversión, que no me cansare de reivindicar“, ha destacado Varela. La consejera ha confiado en la aprobación en este periodo de sesiones de la Ley de Garantía de Derechos y Prestaciones Vitales y la de Acción concertada para asegurar el apoyo a las personas con especiales dificultades y garantizar la colaboración con las entidades del tercer sector de acción social, respectivamente.

Algunas de las prioridades del proyecto presupuestario son las siguientes:

Salario social básico

El salario social, principal instrumento para evitar la exclusión social en el Principado, dispondrá de 124 millones y podrá dar apoyo a unas 22.600 familias. A finales de octubre, 22.579 unidades de convivencia recibían esta prestación, que en 2018 crecerá un 4,2%, el porcentaje más bajo desde el inicio de la serie histórica de esta prestación.

Prestaciones para personas dependientes

Las ayudas para personas dependientes, que tienen carácter ampliable, cuentan con 31.700.000 millones. Como novedad, el presupuesto restablece una cuantía mínima garantizada para que quienes tengan una dependencia reconocida perciban una cantidad básica, independientemente de su capacidad económica. Actualmente, 11.000 usuarios se benefician de este tipo de prestación. Se prevé que alrededor de 450 más puedan acceder a ellas, y otros 900 vean crecer el importe de las suyas.

Más de 15,7 millones financiarán los servicios de ayuda a domicilio y tele asistencia para dependientes, que se presta a través de una encomienda de gestión con los ayuntamientos, lo que permitirá atender a unos 5.700 usuarios en 2019.

El 31 de octubre, Asturias contaba con 25.775 personas reconocidas como dependientes, de las que 21.976 recibían una prestación. La inversión en este ámbito en 2017 alcanzó los 188,4 millones, de los que 26 (el 14%) fueron aportados por el Estado y el 86% restante, por el Principado y los usuarios.

Proximidad e infancia

La asignación para esta área es de 226.650.993 euros, un 9,04% más que este año, y en ella destaca el aumento en los conciertos de servicios con entidades del ámbito de la discapacidad de 4,5 millones hasta alcanzar los 22.806.376, y de infancia, de 2,8 millones para llegar a los 12.376 000.

Los 28 millones asignados al plan concertado servirán para cofinanciar los servicios sociales en los municipios y se incluyen 1.424.175 euros para luchar contra la pobreza energética. En 2017, estas ayudas llegaron a 5.582 familias.

En infancia y como novedad, está previsto implantar un programa de atención a menores con problemas de salud mental, con seis plazas y un coste de 175.200 euros, y desarrollar un programa de apoyo y formación a las familias que acogen, tanto en familia extensa como ajena.

Establecimientos Residenciales para Ancianos

El presupuesto del organismo Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA) asciende a 135.315.241 euros, lo que supone una subida del 10,57%. En el capítulo de inversiones se avanzará con las obras de la residencia de Lugones y se licitará el proyecto y dirección de obra de la de Cangas del Narcea, además de contratar una aplicación informática para la gestión del organismo.

Se crearán 114 nuevas plazas residenciales públicas: 66 para completar el CPR del Naranco (Oviedo), 38 para abrir en su totalidad el CPR de Riañu y otras diez para concluir la ocupación del CPR de Lastres. En centros de día está prevista la ampliación de 43 puestos: 28 más en el CPR Naranco (Oviedo) y quince para abrir centro día Lastes. Todo ello implicará la creación de 101 nuevos empleos públicos. De esta forma se prevé llegar a las 792 plazas públicas residenciales y las 155 de centro de día, y cumplir así los objetivos marcados para la legislatura

En este ejercicio, el ERA prevé abrir, en los primeros meses del año, la primera unidad de convalecencia de Asturias, impulsada por las consejerías de Servicios Sociales y Sanidad en el marco de la política de coordinación sociosanitaria, que se ubicará en la residencia Mixta de Gijón y tendrá capacidad para 24 usuarios.

Vivienda

El presupuesto total destinado a vivienda asciende a 33.433.490 euros, de los que 3,3 millones se dedicarán a la mejora del parque público y reparación de viviendas. La inversión en este capítulo crece hasta los 6,2 millones para continuar la construcción de 40 pisos en El Campón (Oviedo), 20 en Muros de Nalón bajo el estándar Passivhaus de máxima eficiencia energética e iniciar 36 en Pumarabule (Siero).

Asimismo, se gestionarán 18 millones en ayudas destinadas a particulares y entes locales, entre las que destacan las dirigidas al alquiler y rehabilitación.

Planificación, ordenación e innovación social

El área de ordenación y planificación gestionará un presupuesto de 180.000 euros. Avanzará en el desarrollo de la Historia Social Electrónica Única (HSEU), similar a la historia clínica pero centrada en el ámbito de los servicios sociales, y continuará mejorando la calidad de la atención a personas con discapacidad y a la investigación de las situaciones de pobreza y exclusión social en Asturias. Otra de sus líneas de trabajo será establecer un espacio de debate y reflexión sobre las propuestas contenidas en el documento de bases de la nueva ley de servicios sociales.