Madrid, 3 ago (dpa) – El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, rechazó hoy la apertura de nuevas causas judiciales en el marco de la crisis independentista en Cataluña e insistió en que hay que buscar una “solución política” a la situación que vive la región española.

“El Gobierno de España no quiere abrir ninguna vía judicial más”, dijo hoy el mandatario socialista en una rueda de prensa en la que hizo balance de sus dos meses en el Ejecutivo.

Sánchez, quien llegó a La Moncloa gracias a una moción de censura contra el conservador Mariano Rajoy, tiene entre sus prioridades la normalización de las relaciones entre Madrid y Barcelona, que experimentaron una escalada de tensión a partir del pasado octubre.

El Ejecutivo de Rajoy intervino entonces la autonomía de Cataluña -a través del artículo 155 de la Constitución española- tras la aprobación una declaración en el Parlamento de la región para crear una república independiente. El “Govern” catalán, encabezado entonces por Carles Puigdemont, fue destituido al completo.

La Justicia española abrió además una investigación sobre el proceso independentista, concretamente sobre el referéndum ilegal celebrado el 1 de octubre. Nueve políticos y líderes separatistas permanecen actualmente en prisión y otros seis se encuentran fuera de España para evitar ser detenidos, entre ellos, Puigdemont.

Sánchez abogó hoy por dialogar con Cataluña “con la Constitución en la mano” para tratar de rebajar una crisis que, en su opinión, tardará en solucionarse. “Va a exigir mucha paciencia, pedagogía, generosidad y altura de miras”, señaló.

El nuevo líder de la oposición en España, Pablo Casado, quien tomó las riendas hace unos días del conservador Partido Popular (PP) tras la retirada de Rajoy, pidió el jueves a Sánchez “fortaleza” contra el independentismo catalán y le ofreció su apoyo para volver a aplicar el artículo 155 si se produce un nuevo desafío al Estado.

“Si hay que volver a hablar sobre el 155, volveremos a hablar. Es un artículo constitucional”, señaló hoy el jefe del Gobierno.