Guadalajara (México), 1 dic (dpa) – El escritor mexicano Daniel Saldaña París presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) su segunda novela, “El Nervio Principal”, de la cual espera que no le interese a gente como al Nobel peruano Mario Vargas Llosa.

“La verdad no creo que le interese o le haya interesado mi primera novela y no sé si le interesaría la segunda. Espero que a Vargas Llosa no le interese mi novela”, declaró Saldaña París en diálogo telefónico con dpa.

El mexicano de 34 años contó que, en 2013, cuando se publicó su primera novela, “En Medio de Extrañas Víctimas”, también de la editorial mexicana Sexto Piso, alguno de sus editores aprovechó la presencia del peruano en la Feria de aquel año para entregarle el libro al ex candidato presidencial del Perú, que paseaba por los stands del evento.

Cuestionado sobre si esperaba que el autor de “Conversación en la Catedral” se llevara su nueva novela si hubiera asistido este año, Saldaña París fue certero. “Espero que no”, disparó.

dpa: ¿Con qué palabra se siente mejor representado: escritor, poeta, antologista, antologado?

Saldaña París: Me siento más cómodo con el término escritor. Es algo más amplio, abarca todo, la poesía, la narrativa, cualquier experimento entre ambas.

dpa: Empezó publicando poesía, pero ahora ha publicado dos novelas consecutivas en los últimos cinco años, ¿dejó atrás el género poético?

Saldaña París: La poesía que escribía ya era un poco más narrativa. Al menos el segundo libro que publiqué, “La máquina autobiográfica” (2012). El próximo año, ese libro se reeditará en Chile como narrativa: son poemas en prosa que tendían a tener personajes y cosas parecidas. No siento que sea un ruptura escribir novelas después de los poemas, siento que hay una continuidad en lo que hago. Por otro lado, sigo tomando apuntes de cosas que se parecen a poemas.

dpa: ¿Cuál es su plan en el corto plazo, seguir en la narrativa?

Saldaña París: Me gustaría escribir otras cosas. Estoy tratando de juntar un libro de ensayos que he ido publicando en los últimos años, me gustaría reunirlos en un volumen y publicar algo así, pero supongo que también seguiré escribiendo novelas.

dpa: ¿Usted creó su propia página de Wikipedia?

Saldaña París: No, la verdad que no la hice. En alguna ocasión alguien puso una sarta de insultos en mi página y me metí a editarla, pero más allá de eso no he aportado nada más.

dpa: ¿Es una decisión consciente que sus dos novelas publicadas transcurran en México?

Saldaña París: Creo que sí, pero también fueron maneras inconscientes de acercarme a México, porque en ambos casos las escribí parcialmente fuera, haciendo estancias en el extranjero. Había un deseo subterráneo de recuperar ese lugar en el que no estaba.

dpa: Estuvo haciendo estancias en Montreal y Madrid, pero siempre volvió a Ciudad de México, ¿qué le hizo regresar?

Saldaña París: Es donde me siento más a gusto, donde tengo más amigos, donde tengo familia y una comunidad de la que me siento parte, también en términos estéticos. Estoy mucho más vinculado a lo que se escribe en México que en otros lugares donde he vivido.

dpa: ¿Sus personajes se acaban pareciendo a usted?

Saldaña París: Les presto algunos rasgos, pero algunos están exagerados o distorsionados por la ficción. No diría que son novelas autobiográficas, pero inevitablemente echo mano de recuerdos y experiencias personales.

dpa: El narrador de “El Nervio Principal” se encuentra siempre postrado en una cama, ¿es un homenaje a la cofradía de escritores que escribían acostados?

Saldaña París: Sí, hay algo de (Juan Carlos) Onetti, creo que primero fue inconsciente y después ya más a propósito. Se rinde homenaje a todos esos “escritores horizontales”, que pasan por el uruguayo Onetti, pero también por (Marcel) Proust y por el “Oblómov” (novela escrita por el ruso Iván Goncharov.

dpa: ¿Qué papel juega la memoria en su última novela?

Saldaña París: Es el asunto central, si es que las novelas tienen algún asunto en cualquier caso. La memoria y sobre todo qué tan fiable es, la duda en torno a ella, qué tan ciertos o verdaderos son los recuerdos, es una de las preocupaciones principales del libro.

dpa: ¿Cuáles son sus influencias? Es cierto que el español Enrique Vila-Matas es uno de sus escritores favoritos?

Saldaña París: De Vila-Matas lo que me más me llama la atención es que es alguien que te lleva a otros escritores, justamente leyéndolo terminé encontrando muchas otras referencias que ahora son cruciales para mí, como Robert Musil, o (Witold) Gombrowicz, es un poco lo que me pasa con (Sergio) Pitol: es un escritor que tiene un canon personal tan envidiable que uno termina leyendo muchas cosas a partir de ellos.

Entre mis influencias, creo que todo el tiempo se reconfiguran, cada semana me entusiasma algo distinto, pero siempre regreso a la poesía latinoamericana clásica del siglo XX: Federico García Lorca, Pablo Neruda, incluso Gabriela Mistral.

dpa: ¿Cuáles son sus demonios?

Saldaña París: Siempre hay una negociación entre lo que quiero escribir y lo que puedo escribir. Esa negociación es el estilo, tengo que conciliar a lo que aspiro con mi respiración y mi ritmo natural y encontrar un equilibro entre esos dos ámbitos.

DANIEL SALDAÑA PARÍS (Ciudad de México, 1984), es un narrador, ensayista y poeta mexicano nombrado como uno de los 39 autores de ficción menores de 40 años “que no debemos perder de vista” según el Hay Festival, que en 2017 lanzó la lista que lo incluye.

Por Manuel González Vargas (dpa)