Rusia investiga a Deutsche Welle por la cobertura de coronavirus

104

Moscú, 5 abr (dpa) – El Parlamento ruso anunció hoy que analizará a fondo la cobertura de la emisora de noticias internacionales del Gobierno alemán, Deutsche Welle (DW), y de otros medios de comunicación en relación con la pandemia del coronavirus en el país.

Vasili Piskariov, que encabeza una comisión de investigación en la Duma Estatal (Parlamento ruso), afirmó que la emisora germana difundió noticias falsas sobre las acciones del Gobierno en Moscú en la lucha contra el coronavirus. Deutsche Welle, por su parte, niega esto de forma tajante.

Según Piskariov, la investigación se centrará en un informe de DW en el que un activista menciona una ley rusa contra la difusión de noticias falsas, describiéndola como un ataque a la libertad de expresión en la crisis del coronavirus.

Piskariov agregó que también otros medios de comunicación, como la emisora estadounidense Radio Liberty o el portal crítico Meduza, difundieron noticias falsas sobre la falta de respiradores para el tratamiento de pacientes con Covid-19 en Rusia.

La comisión investigará estos informes a fondo, anunció el funcionario ruso.

El trasfondo es una ley aprobada el año pasado que prevé penas más severas para la difusión deliberada de noticias falsas (fake news).

Según la ley, está prohibido el «uso indebido» de los medios de comunicación para engañar deliberadamente al público con información falsa. Por su parte, los críticos acusaron a Rusia de crear un «régimen de censura total».

La emisora alemana calificó las declaraciones de Piskariov como una «expresión de incertidumbre» y señaló que aún no había sido informada sobre esta posible investigación por parte de las autoridades rusas.

«El hecho de que la DW, o los medios de comunicación en general, puedan ser puestos en observación en relación con la pandemia del coronavirus en Rusia es preocupante», dijo a dpa el portavoz de la emisora, Christoph Jumpelt. Los artículos de DW son informes regulares, agregó.

La Duma y el medio alemán ya tuvieron un conflicto en el verano (boreal) de 2019 cuando políticos rusos acusaron a la emisora de llamar a la población a participar de las protestas masivas a favor de elecciones libres y justas en Moscú, tras lo cual se exigió el retiro de la acreditación a los periodistas de DW en Rusia o que esta no se les prolongara por más tiempo.

La disputa se extendió por semanas, e incluso motivó la intervención del ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas.