El Gobierno de Asturias ha autorizado un gasto adicional de 3 millones para la convocatoria de ayudas de apoyo al mantenimiento de rentas de los agricultores y ganaderos asturianos, previstas en la reglamentación de la Política Agrícola Común (PAC) que establece pagos directos.

Las ayudas directas de la PAC son medidas financiadas íntegramente por el Fondo Europeo Agrícola de Garantía Agraria (Feaga). Los fondos se destinan a subvenciones desacopladas; es decir, aquellas no vinculadas a la producción (como los pagos básico y verde), a las subvenciones para jóvenes y a las ayudas acopladas o vinculadas a la producción. Estas últimas se dirigen, en su gran mayoría, a explotaciones que mantengan vacas nodrizas, de vacuno de cebo, vacuno de leche, ovino y caprino.

El objetivo de estos pagos es proporcionar un nivel de vida razonable a los profesionales y garantizar cierta seguridad a sus niveles de renta, al tiempo que ayudan al sector a modernizar sus explotaciones en un contexto de conservación del medio ambiente y el paisaje rural.

En Asturias, más de 10.000 ganaderos perciben ayudas de la Política Agrícola Común.