Reclamaciones de vuelos: Consejos para viajeros

0
100

No siempre es sencillo reclamar el retraso de un vuelo, ya que, no existen tantas empresas en España que ofrezcan un servicio profesional, confiable y de calidad a los ciudadanos que hayan tenido algún inconveniente de este tipo.

Además, la reclamación de vuelos implica llevar a cabo estrictamente una serie de pasos que, si no se realizan de manera apropiada, se pierde tiempo y en algunos casos también se pierde dinero.

Requisitos para poder hacer una reclamación de vuelo

Cualquier persona que desee hacer una reclamación de un vuelo, tiene que conocer los siguientes datos, de lo contrario, la efectividad y resultado positivo de la gestión se verá obstaculizado con toda probabilidad:

La nacionalidad de la aerolínea

Una de las cosas fundamentales que se debe tener en cuenta para hacer una reclamación de vuelo en España es la nacionalidad que tiene la aerolínea a la que se quiere reclamar. Pueden darse los siguientes supuestos:

Si el pasajero es español o tiene residencia en España puede reclamar en todos los casos.

Si el pasajero no tiene nacionalidad o residencia en España para que pueda reclamar el vuelo en cuestión tiene que salir o llegar a España y que la aerolínea debe tener sede en territorio nacional.

La fecha del vuelo

Otro factor imprescindible a la hora de hacer la reclamación de un vuelo es contar con la fecha del vuelo, ya que, como muchas otras cuestiones legales, una reclamación de vuelo tiene también una fecha de caducidad. En pocas palabras, si ha pasado mucho tiempo la acción ha prescrito, lamentablemente no se puede efectuar la reclamación.

En este caso la fecha de prescripción va a depender de la legislación por la que se rija el vuelo. Igualmente, si la reclamación está recogida en el Reglamento Europeo tendremos 5 años para iniciar los trámites legales para reclamar desde la fecha del vuelo. Sin embargo, si está regulada en el Convenio de Montreal, el plazo será considerablemente más corto, tan sólo dos años.

Por otra parte, conocer la normativa aplicable a tu reclamación es muy importante, ya que, a parte del tiempo que tienes para reclamar, recoge (o no) una cantidad en función al número de horas de retraso y la distancia del vuelo.

En todo caso, si quieres dejar en las manos de un profesional este tipo de gestiones, no debes fiarte de cualquier compañía, sino de personas capacitadas que estén dispuestas a solucionar tu problema, más allá del dinero que puedan cobrarte.

También es imprescindible conocer como viajero, cuándo tienes derecho a un reembolso y cuando no, puesto que, desafortunadamente no en todos los casos, las aerolíneas tienen el deber de devolverte dinero.

En primer lugar, en el caso del retraso en la salida del vuelo, la aerolínea no está obligada a ofrecer el reembolso o compensación, pero sí que debe ofrecer comida, refrescos, dos llamadas telefónicas, incluso alojamiento hotelero si fuera necesario.

En segundo lugar, de acuerdo con el reglamente de la Unión Europea, en el caso de que ocurra un retraso en la llegada del vuelo de más de 3 horas a su destino, se tiene derecho a:250 € para vuelos de hasta 1.500 km, 400 € para vuelos de más de 1.500 km dentro de la UE, o 600 € para vuelos de más de 3.500 km fuera de la UE.

Y, por último, en el caso de cancelación del vuelo, se tiene derecho a compensación si la aerolínea no avisa de la cancelación con 2 semanas o más de antelación con respecto a la hora de salida del vuelo.