Razones para viajar a la India

207

Si estás pensando en conocer India, debes saber que este destino asiático es uno de los más bellos a visitar. Te damos una serie de claves para que sepas por qué debes viajar hasta este país de Oriente. Los viajes a India te permitirán conocer un país que no deja indiferente a ningún viajero.

Conocer su cultura

Viajar es un modo de adquirir cultura a nivel personal pero también de conocer otros modos y costumbres de vivir completamente diferentes a los nuestros. Al viajar a la India, y descubrir de cerca su cultura, esto es algo que está garantizado.

La cultura y tradiciones de India, por las grandes dimensiones del país, varían en cada estado, ciudad e incluso en cada aldea. Por ejemplo, si se viaja hasta el norte de la India, a ciudades como la capital, Nueva Delhi, es fácil verse en urbes gigantes y con millones y millones de habitantes. Esto contrasta con la tranquilidad del sur, en zonas como el estado de Kerala o el de Goa.

Pero si hablamos de cultura india, Benarés y el Ganges son un imprescindible para experimentar la auténtica India.

El río Ganges: el más sagrado del mundo

Se considera que el río Ganges es el más sagrado del mundo, por lo que esta sería otra razón más para visitar este país. Este río cuenta con 2.525 km y recorre desde del norte del Himalaya a la ruta de la Bahía de Bengala. Este río es el sustento principal de la India gracias a su capacidad para proporcionar una gran cantidad de pesca, industria y  agricultura, además se cree que bañarse en sus aguas puede ayudar a purificar el alma.

En sus orillas, en ciudad como Benarés, el Ganges es puro misticismo. Allí tienen lugar numerosas ceremonias funerarias. La cultura hindú considera que si las cenizas son arrastradas por el río, el alma del difunto será transportada al cielo y no pasará por el ciclo de las reencarnaciones.

Taj Mahal, su monumento más popular

El Taj Mahal es una obra artística de tal belleza que merece una mención aparte. Está considerada como una de las siete maravillas del mundo y es uno de los monumentos más conocidos mundialmente. Fue construído por el Emperador Shah Jahan como homenaje a su difunta esposa. Por eso, también se conoce como «lágrima en la faz de la eternidad». Por todo, este romántico mausoleo de mármol es una obra de visita obligatoria.

Su gastronomía

Conocer de cerca la gastronomía india es otro de los grandes placeres a disfrutar al viajar hasta aquí. Como ocurre con las costumbres, los platos típicos también dependen de las zonas. Por ejemplo, el curry espeso y cremoso algo picante es propio de las zonas del norte y entre sus platos más conocidos están: el cordero rogan josh, parathas y pollo tandoori.

Esto constrasta con el modo de cocinar que tienen en la zona del de la India que se caracteriza por sabores más suaves con ingredientes como el coco, los mariscos y el arroz entre los más comunes. Aquí destacan platos como las dosas masala y el curry de coco de pescado. Además también cuentan con una gran cantidad de platos vegetarianos.

Espiritualidad en cada rincón

Muchas personas deciden ir hasta la India en búsqueda de cierta espiritualidad y experiencias que les ayuden esperitualmente. Una experiencia que va más allá del turismo. En la India, aspectos como la religión y la espiritualidad están ligados a la vida cotidiana. Es la cuna de la meditación y aquí han nacido creencias como el hinduismo y el budismo, y ver a la gente practicar sus oraciones es un modo de adentrarse en su cultura y costumbres del modo más íntimo posible.

Todo lo que podrás encontrar

En la India podrás visitar desde ruinas antiguas a fortalezas o palacios, estando toda su arquitectura ligada a la historia, religión y cultura del país. Tal es la belleza de sus lugares a visitar que cuenta con nada menos que 32 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en toda la nación, por lo que los amantes del arte en todas sus versiones: arquitectura, diseño, tendrán en este destino su lugar ideal. Desde el desierto del Thar hasta los backwaters de Kerala, siempre te sorprenderá.

Playas poco conocidas

Para quiénes viajen en familia, una buena opción después de vivir sus bulliciosas ciudades es pasar unos días en la playa. Aunque no cuenta con propuestas tan interesantes como otros países asiáticos como Tailandia, sí que existen playas a tener en cuenta.

Destacan pues las playas ubicadas en el sur de la India y que están rodeadas de palmeras. Mención especial a playas como las Agonda y Palolem por su gran belleza. Estas opciones están ubicadas a unos 90 minutos del sur del aeropuerto de Goa y si se busca también durante el viaje descansar y desconectar pueden ser la opción perfecta. La zona de Goa esconde un marcado carácter hippie, que la dota de una atmósfera muy interesante.  Otra opción es combinar los viajes a India con unos días de playa en destinos cercanos como Sri Lanka o las paradisíacas Maldivas.