¿Qué podemos (y no podemos) darles de comer a los patos?

0
129
El pan puede hincharse en la zona del cuello del pato y producirle asfixia. Foto: Andrea Warnecke/dpa-tmn

(dpa) – Los padres o abuelos muchas veces llevan a sus nietos a darles de comer a los patos como una forma de entusiasmarlos por la naturaleza, y a los pequeños les encanta pasear con un trozo de pan en el bolsillo en busca de animales. Sin embargo, debemos saber que el pan no les hace bien a las aves, tal como explican algunas organizaciones de protección de animales. ¿Por qué?

Según apuntan, el pan aumenta el riesgo de que los animales sufran asfixia, porque si ingieren grandes cantidades de pan seco, la masa se puede hinchar en el cuello en la barriga de los animales al entrar en contacto con el agua que hagan consumido.

Además, el pan blanco no aporta prácticamente ningún nutriente y, en cambio, suele tener sal, algo que a los patos les puede caer mal.

Los patos y los cisnes se alimentan de pastos, insectos, plantas y animales acuáticos, y suelen encontrar más que suficiente alimento en su entorno. Si uno igualmente quiere salir a dar un paseo con los nietos y llevarles algo para comer, más vale que sea alimento especial para su especie, tal como suelen venderlo en el zoológico, o trocitos de fruta. Y en ese caso: no arrojes nada la agua, ¡dales de comer en la orilla!