Principado y Renfe optimizarán el servicio de cercanías

La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial ha iniciado los trabajos a los que se comprometió en el seno de la Alianza social y política por las infraestructuras del estado que Asturias necesita, con el fin de reorganizar las líneas y frecuencias de la red de cercanías ferroviarias en Asturias y optimizar la oferta de servicios de transporte público, tanto en ferrocarril como por carretera.

Este ha sido el motivo de la reunión de trabajo celebrada hoy entre el viceconsejero de Infraestructuras, Movilidad y Territorio, Jorge García, y el gerente de Renfe Viajeros en Asturias, Javier González Villoria, en la que han participado también técnicos de la operadora, de la consejería y del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA). Una vez constituido el grupo, en las próximas semanas analizará las debilidades y fortalezas de las ocho líneas de ferrocarril antes de la pandemia y su combinación con otros modos. Para ello, se basarán en estudios de geolocalización, datos de aforos y movilidad de la red. Este análisis de campo permitirá evaluar también las condiciones de todas las estaciones y apeaderos.

Una vez se disponga de esa información, el grupo abrirá sus reuniones a otros agentes implicados como la Federación Asturiana de Concejos (FACC), para dar voz a los municipios que puedan verse concernidos por la mejora de la oferta ferroviaria; así como asociaciones y colectivos interesados. Finalmente, emitirá las propuestas de reorganización, de las que también se dará traslado a la alianza por las infraestructuras.

Los trabajos del grupo de expertos en movilidad se centrarán en el análisis y la redistribución de líneas y frecuencias, de los servicios directos y semidirectos, y del rediseño de los transbordos, con el fin de optimizarlos en el marco de una red fiable. La política de transbordos estará plenamente operativa tan pronto como Renfe concluya el proceso de integración tarifaria que ya ha iniciado.

En este rediseño para integrar las tres líneas de Renfe y las cinco de la antigua Feve se primará la atención a aquellos trayectos que tengan mayor potencial de captar nuevos viajeros, al consolidarse como una alternativa atractiva frente al transporte privado.