Preparan una publicación dedicada a los Faros de Candás

0
224

El vecindario de Candás siente curiosidad y orgullo por sus faros. Prueba de ello son los escritos, estudios y trabajos que van surgiendo entorno a los mismos. Recientemente, Roque Galcerán Sáez, vecino de Candás cuya vida profesional siempre ha estado vinculada al mar, organizó en el Museo Antón una exposición “Los Faros de Candás” que se puede visitar hasta el 27 de enero. Exposición programada entorno al centenario del actual Faro de Candás ubicado en San Antonio. A la par que esa muestra expositiva con amplio repertorio de materiales que se han ido utilizando en estas instalaciones a lo largo de más de cien años Galcerán ultimó un minucioso trabajo sobre Los Faros de Candás cuyo material cedió al Ayuntamiento para su edición.

“La publicación, que saldrá a la luz en los primeros meses de este año, es un relato de la historia marinera de nuestra villa, en el que se hace un repaso por las diferentes señales marítimas que existieron en nuestro Concejo, la puesta en marcha del servicio del actual Faro, su situación durante los conflictos bélicos o cómo era la vida en el Faro. Es un reflejo de los cambios que a lo largo de los años se ha llevado a cabo en la navegación marítima y que han influido de una manera especial en estas señales luminosas tan importantes para que los barcos lleguen a buen puerto” explicó Amelia Fernández, Alcaldesa de Carreño.

“La edición del libro la asumen íntegramente el Ayuntamiento de Carreño, a través de la Concejalía de Cultura. Su autor, el candasín Roque Galcerán, nos presentó este proyecto editorial, que ha contado con el apoyo de las personas que integran la Comisión de Cultura. Un libro que lleva elaborando más de un año y en el que ha recopilado toda una serie de datos, de fotografías que nunca han salido a la luz. Un regalo con el que celebrar los 100 años del Faro y conocer no sólo la historia del Faro, si no la de ese Candás Marinero, a través de las diferentes actas por ejemplo de la Cofradía de Mareantes de Candás o del Puerto del Musel” señaló la alcaldesa.

“Tras el proceso de elaboración y redacción y una vez ultimado todos los detalles, el autor se encuentra trabajando con el diseñador local, Goyo Rodríguez, en los pormenores del diseño y la maquetación del mismo para imprenta. Paso necesario antes su final impresión final, de la cual se hará cargo tras el proceso, de contratación correspondiente, la Gráficas Eujoa” prosiguió Fernández.

El importe total, entre edición, maquetación y edición de la publicación asciende a 9.451 €.

“Serán unos ejemplares de aproximadamente 385 paginas, cada uno, en formato horizontal de 22,5 x 21,5 cm. Las páginas interiores estarán impresas a 4 tintas sobre un papel estucado mate de 150 gramos. En el caso de la encuadernación será de tapa dura cartón de 2,5mm forrado al cromo, con un forro impreso, también a 4 tintas y sobre papel estucado mate de 15 gramos. Es un trabajo en el no sólo destacan los textos como las fotografías, si no la cartografía antigua o documentación original, de ahí la calidad del papel y que sea a 4 tintas, para que de una forma nítida se pueda apreciar el material histórico apostado por el autor” relató la regidora.

Desde principios del siglo XX, Candás ha contado con tres faros, que instalados de forma sucesiva y en diferentes ubicaciones, han señalizado la entrada a sus instalaciones portuarias. En marzo de 1900, se encendió el primero de ellos de manera provisional en el Monte Fuxa. Este primer Faro se trasladó en diciembre de 1904 a la Peña de Los Ángeles. Y finalmente, en octubre de 1917 se cambió el emplazamiento del Faro de Candás hasta el extremo Norte del cabo de San Antonio donde permanece en la actualidad. El motivo de este último traslado no fue otro que no existía en los alrededores la posibilidad de construir una casa para el farero Tres faros diferentes con el único objetivo de garantizar una navegación más segura.

El actual Faro está situado en el Cabo de San Antonio, en la Punta del Cuerno, en la margen occidental del puerto de Candás, al cual sirve de abrigo de los vientos del oeste. Este enclave, ya fue usado para la defensa de la costa y del puerto de los ataques ingleses en el s.XVIII, instalándose en 1770 tres cañones DEA 24. Desde 1998 estas piezas se encuentran expuestas en el Prau Gervasia no sólo para el disfrute de la vecindad y sino como fuente histórica de nuestra villa

Roque Galcerán Sáez, es vecino de Candás. Toda su vida profesional la ha desarrollado en el mundo de la mar como trabajador de la Autoridad Portuaria de Gijón. Es técnico de señales marítimas y durante un período de su vida fue encargado del faro de Candás. Ha destacado por su participación en la actividad sindical del puerto de Gijón, como lo demuestra su compromiso desde los inicios con Fetcomar, la federación que agrupaba a los/as trabajadores/as de la mar. Llegando a ser miembro del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria en representación de CC.OO. Aunque su campo de actuación siempre se ha extendido por todos los ámbitos, lo que se vio recompensado con el nombramiento de Secretario General de la Sección Sindical de Gijón.

En la actualidad se encuentra en la situación de jubilación, aunque no ha abandonado su gran pasión y el que fue su medio de vida durante tantos años, los Faros. Muestra de ello es la exposición que ha organizado en el Museo Antón “Los Faros de Candás” y que hasta el 27 de enero se puede visitar. La cual estás constituida por un amplio repertorio de materiales que se han ido utilizando en estas instalaciones a lo largo de más de cien años

El edificio que alberga el Faro de Candás, que a día de hoy aún se encuentra en pleno rendimiento alumbrado a las diferentes embarcaciones, es rectangular de dos alturas con una torre tronco piramidal adosada a la cara norte del edificio. Tiene una altura sobre el nivel del mar de 40 metros y de 12 metros sobre el terreno. Está construido casi al borde del acantilado. Siendo su alcance de 15 millas marinas y sus coordenadas son: 43º 35,599 N y 05º 45,754 W. El Faro de San Antonio es propiedad de la Autoridad Portuaria de Gijón y una parte está cedido su uso como sede social y local de ensayos de la Banda Gaites Candás.