Stuttgart, 10 ene (dpa) – La automotriz alemana Porsche logró un nuevo récord de ventas el año pasado impulsado por la demanda en el mercado chino, informó hoy en Stuttgart el fabricante de autos deportivos, que entregó 256.255 unidades en 2018, un cuatro por ciento más respecto al año anterior.

En China, las ventas de la empresa del grupo Volkswagen subieron un 12 por ciento a 80.108 automóviles, lo que lo convierte en el mercado más grande para la marca alemana. En Estados Unidos también aumentó la facturación.

“En Europa, en el cuarto trimestre de 2018, tuvimos que superar grandes desafíos derivados de la adaptación al nuevo sistema estándar WLTP de emisiones de gases (en automóviles diésel) y nuestro filtro de partículas de gasolina. Seguiremos sintiendo los efectos en la primera mitad de 2019”, dijo el gerente de ventas de Porsche, Detlev von Platen.

En Europa, Porsche vendió un cuatro por ciento menos de autos en todo el año 2018. En Alemania la caída fue del tres por ciento.