¿Por qué escoger ventanas de aluminio es una buena idea para tu hogar?

0
75

Normalmente las ventanas pueden construirse a partir de 3 elementos distintos: el aluminio, la madera y el PVC, un material termoplástico que se obtiene del cloruro de vinilo. No obstante, aunque el uso del PVC ha aumentado considerablemente en los últimos años, si bien es cierto que en nuestro país hoy en día lo más frecuente es que los hogares tengan ventanas de aluminio. ¿Pero qué características positivas ofrece esta alternativa comparada con otras?

El aluminio ha evolucionado acorde con la preocupación que nuestra sociedad tiene por el ahorro energético. Esto ha dado lugar a un nuevo aluminio RPT que está mucho más acorde con las normativas que velan por este ahorro que tiene en cuenta la viabilidad del servicio y el cuidado del medio ambiente. Esta concienciación y su posterior aplicación práctica en la adaptación de este material son precisamente los principales factores que han hecho que muchos usuarios continúen confiando en este elemento en lugar de la madera o el PVC.

Estas son algunas ventajas del aluminio que debes conocer

Si aún no sabes por qué te puedes decantar por esta opción lo más importante es que conozcas sus características y tengas en mente una especie de tabla comparativa con otras alternativas posibles y existentes en el mercado, para que así valores si se trata de la opción que mejor te va a funcionar en casa.

Una de las diferencias que podemos encontrar se encuentra a nivel estético. A diferencia de la madera, por ejemplo, el aluminio posee un recubrimiento natural protector de óxido que evita que haya que pintarlas frecuentemente y que su mantenimiento dure más tiempo, siendo moldeable y adaptable a varios colores y diseños. Además, a nivel estructural, se trata de un material poco inflamable y muy resistente a golpes cuya perfilería es bastante estrecha, permitiendo de este modo que la sensación de luz que entra por la ventada aumente sobremanera.

Pero algo en lo que los usuario también ponen mucho interés es el precio y realmente este es uno de los puntos fuertes del aluminio tradicional. Esta alternativa tiene un coste muy bajo en nuestro país, hecho que ha contribuido a su expansión durante tiempo – aunque cabe decir que por contra el nuevo aluminio RPT es considerado el material más caro del mercado en su gama más alta.