¿Por qué es importante estudiar idiomas?

0
105

El estudio de idiomas era, hasta hace unos años, algo opcional. Pero lo cierto es que, a día de hoy, se ha convertido en casi un requisito para poder acceder a multitud de oportunidades, tanto laborales como personales.

Beneficios de estudiar idiomas

Los idiomas son una llave que te abre cualquier puerta. Es más, en los tiempos que corren, no tener idiomas te cierra cualquier puerta. Es por eso por lo que entender la importancia y los beneficios que repercute aprender un idioma nueva es muy necesario en la actualidad.

De hecho, son muchas las ventajas de apuntarse a una academia de inglés, por ejemplo, y convertirse en todo un experto de ese idioma.

Ayuda a entrenar tu cerebro

Sí, como cualquier otro ejercicio mental, la concentración y la capacidad de aprender nuevos conceptos ayuda a entrenar tu cerebro. De manera más científica, las células cerebrales trabajan de una manera más activa para aumentar tu memoria e incluso para prevenir la aparición de enfermedades como el Alzheimer. 

Conocer un idioma nuevo se convertirá en una especie de reto y entrenamiento mental diario que tu cerebro agradecerá. 

Impulsa tu carrera laboral

Conocer y ser capaz de desenvolverse en un idioma nuevo te ayudará enormemente en tu carrera laboral. Así, podrás aspirar a mejores puestos, conseguir ascensos o, simplemente, trabajar en empresas que están en contacto con mercados extranjeros y necesitan a gente capaz de comunicarse en ellos. 

Un idioma abre cualquier puerta en este mundo tan globalizado, donde la expansión está a la orden del día.

Podrás vivir y trabajar en el extranjero

Y si es importante aprender un idioma para trabajar en España, imagínate si lo es para vivir y trabajar en otro país. Ser capaz de dominar el idioma de un país extranjero te permitirá vivir en otros ambientes y en otras culturas sin tener problemas por la lengua.

Ayuda a tomar mejores decisiones

Así es. Un estudio realizado por la Universidad de Chicago ha reflejado que aprender un idioma nuevo ayuda a tomar mejores y más rápidas decisiones. Esto es porque se genera una mayor confianza en uno mismo, siendo más abierto de mente y animándose a tomar más riesgos.

Ayuda a abrir la mente

Cómo no, estudiar un idioma nuevo no es sólo aprender cómo es escribe y se habla una lengua, sino que también consiste en conocer su cultura y sus costumbres. Esto, sin duda, hace que tu mente se abra mucho más, adaptando nuevos comportamientos y pensamientos, siendo incluso mucho más tolerante.

Hace que viajar sea más divertido

Un idioma nuevo también ayuda en los momentos de ocio. Sí, porque conocer una lengua extranjera te ayudará a que, a partir de entonces, tus viajes sean mucho más divertidos. Esto ocurre porque podrás entender mejor cuando se comuniquen contigo, tendrás más soltura a la hora de pedir recomendaciones, te atreverás a probar más cosas nuevas, etcétera. Es más, solo por el hecho de forzarte a hablar en el idioma extranjero te hará darte cuenta de que a veces también meterás la pata, haciendo que sea una anécdota más y una manera más realista de aprender.

El estudio de un idioma no es sólo necesario para la vida laboral. Sí es cierto que, en este ámbito, es muy importante, pues hoy en día en cualquier puesto se requieren idiomas. Pero también hay que considerar aprender una lengua nueva para disfrute y mejora personal: entrenar y favorecer el cerebro, abrir la mente, hacer amigos nuevos, viajar de manera más atrevida… ¡Aprender idiomas mejorará muchos aspectos de tu vida! Anímate a abrir todas las puertas que estén a tu alcance.