Madrid, 13 sep (dpa) – El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, rechazó hoy haber plagiado su tesis doctoral, como sugieren diversos medios y opositores en medio de una serie de escándalos por irregularidades académicas que salpican a varios políticos.

“Las informaciones aparecidas en algún medio de comunicación que sostienen la existencia de plagio en la redacción de mi tesis doctoral son rotundamente FALSAS”, escribió el líder socialista en su cuenta de Twitter.

Sánchez aseguró que acudirá incluso a la Justicia: “Emprenderé acciones legales, en defensa de mi honor y dignidad, si no se rectifica lo publicado”.

En concreto, el mandatario alude al diario conservador “Abc”, que hoy tituló en portada “Pedro Sánchez plagió su tesis doctoral” y afirmó que el mandatario copió a otros autores, informes de Gobierno y artículos propios para obtener el doctorado en Economía en 2012.

También el diario “El Mundo” publicó hoy que la tesis del político de 46 años fue escrita en parte por un asesor económico del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011).

Las acusaciones llegan dos días después de que la médica Carmen Montón tuviese que renunciar como ministra de Sanidad por supuestas irregularidades en un máster universitario que cursó en 2011.

Las mismas acusaciones pesan sobre el sucesor de Rajoy como líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, que descarta renunciar y niega haber sido beneficiado al cursar su máster.

En ese marco de sospechas, la atención se volcó sobre Sánchez este miércoles, cuando el líder del partido liberal Ciudadanos, Albert Rivera, sorprendió al mandatario durante un debate en el Congreso exigiéndole que haga pública su tesis ante las “dudas” que la rodean.

“Hay dudas razonables sobre su tesis doctoral, ¿por qué la oculta? Por el bien de la Universidad haga pública su tesis doctoral”, instó Rivera. “Lo que no puede ser es que en España parezca que afiliarse al PSOE o al PP parezca que sale más a cuenta que esforzarse”.

Numerosos periodistas se trasladaron entonces a la Universidad Camilo José Cela, donde se doctoró Sánchez, para ver la tesis del presidente. El trabajo puede consultarse en formato papel, pero no está digitalizado y no puede ser fotografiado ni copiado, lo que dificulta comprobar si contiene pasajes copiados o no.

Tanto Ciudadanos como PP pidieron hoy que Sánchez comparezca en el Congreso para explicar la situación, que se convierte así en un nuevo dolor de cabeza inesperado para el Gobierno.