Nueva aplicación de grafeno: Chalecos antibalas

¿Qué aplicaciones podemos esperar del grafeno? Podemos esperarnos de todo.Hoy, por ejemplo, vamos a hablar de su potencial como material antibalas.

Ya está utilizándose en los coches eléctricos, en las baterías, en los smartphones, en medicina, etc. Actualmente, las aplicaciones del grafeno son innumerables, y estas van a ir incrementándose en un futuro próximo. Una de ellas son los chalecos antibalas.

Cada vez que los científicos estudian el grafenoencuentran nuevos detalles que van definiendo su futuro. Sus múltiples características lo convierten en una sustancia química única digna de ser estudiada por sus numerosas aplicaciones. Uniendo partículas de carbono en láminas muy finasse forma este material tan importante, cuyas características más relevantes son suelasticidad, transparencia y dureza.

Con el grafeno como material de origen, científicos del AdvancedScienceResearch Center de la Universidad de Nueva York, han creado un nuevo material: el diameno, descubrimiento que ha sido publicado en la revista NatureNanotechnology.

Con solo dos láminas de grafeno de un átomo de grosor cada una depositadas sobre un sustrato de carburo de silicio, se constituye un diameno. Este nuevo material es flexible como el papel de plata, lo que permitirá producir móviles elásticos y resistentes. Parece imposible que algo elástico pueda ser tan resistente, pero es tal la dureza del diameno que es imposible traspasarlo en situaciones concretas.

La dureza de este material aumenta hasta niveles comparables con el diamante, cuando se le aplica presión o se le somete a un impacto. Ángelo Bongiorno, de la Universidad de Nueva York, explica que esas dos capas de grafeno crean una rigidez y dureza capaces de impedir la perforación de una bala.

Teniendo en cuenta que, tanto el diamante como el grafito están hechos completamente de carbono, la técnica que emplean se basa en manipular el grafito para que sea capaz de recoger las propiedades del diamante, bajo ciertas condiciones específicas.

Las pruebas realizadas por los investigadores de la Universidad de Nueva York han sido muy positivas. Consisten en disparar sobre el diameno, de momento con pequeños proyectiles, pero suficiente para saber que su aplicación en los chalecos antibalas será todo un éxito, lo que nos permitirá seguir soñando en las múltiples aplicaciones que le esperan al grafeno. Una muestra más de que este material abre las puertas del futuro.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies