Nora Fingscheidt: «Es una buena época para las directoras»

0
76
Foto: Axel Heimken/dpa

Berlín, 14 sep (dpa) – Con su ópera prima «Systemsprenger» (Rompesistema), la directora alemana Nora Fingscheidt entró a competir de manera directa en la edición de este año de la Berlinale. Allí, acabó ganando el Premio Alfred Bauer. Ahora, la película es la representante germana al Oscar a la Mejor Película Extranjera.

En ella, Fingscheidt cuenta la historia de una niña problemática de nueve años, Benni, cuya madre renuncia a su custodia, por lo que va pasando de un centro de acogida a otro.

Dpa: ¿Por qué eligió concretamente para su debut la historia de la pequeña Benni, la rompesistemas?

Fingscheidt: Hace tiempo que quería hacer una película sobre una niña pequeña y furiosa, pero nunca encontraba una historia para relatar. Un día, cuando estaba haciendo un documental sobre un hogar de acogida para mujeres sin techo, una niña de 14 años se mudó allí repentinamente. Me pregunté: «¿Qué hace aquí una niña de 14 años?». Entonces una trabajadora social me dijo: «Ah, ‘Systemsprenger’ (Rompesistema), tenemos que hacernos cargo de ellas cuando cumplen 14 años». Ese fue el momento en que me pregunté: «‘Systemsprenger?’ ¿Qué clase de término es ese?». Entonces empecé a recabar material. Eso fue hace seis años.

Dpa: ¿Ha trabajado en la película todo este tiempo?

Fingscheidt: No nos dedicamos por entero a este proyecto durante este tiempo. Surgieron otras películas durante ese periodo. Hubo momentos en los que tuve que interrumpir el trabajo porque me di cuenta de que me estaba implicando demasiado, no podía soportar la documentación. Necesitaba algo de distancia para poder retomarla. Así que fue por oleadas.

Dpa: Su actriz principal, Helena Zengel, tenía nueve años durante el rodaje. ¿Cómo dio con ella?

Fingscheidt: La pequeña Helena es increíble y es un gran regalo para la película. La encontramos por un clásico casting de niños, fue la séptima en presentarse.

Dpa: ¿Cómo le explicó a una niña de nueve años lo que debería hacer y de qué modo?

Fingscheidt: Sabíamos que necesitaríamos bastante tiempo de preparación. Para mí era importante que Helena conociera el guión antes de aceptar. Leyó el guión con su madre. Luego empezamos a preparar el papel juntas. Helena estaba allí en cada casting, yo quería ver cómo trabajaban. Así es como este mundo fue surgiendo lentamente también para Helena.

También decidimos que no filmaríamos demasiadas escenas fuertes en un día, sino que desmembraríamos cuidadosamente el contenido. También hablamos mucho de «¿cómo reaccionaría Helena ahora y cómo reaccionaría Benni?», con la idea de que no se confundiera.

Dpa: Cada vez se discute más el papel de la mujer en el negocio del cine. ¿Es más difícil trabajar detrás de la cámara como mujer, cuál es su experiencia?

Fingscheidt: Mi experiencia personal es buena, no obstante es importante que el debate se lleve a cabo. Estoy muy contenta de haber crecido en una generación en la que las puertas estaban abiertas para mí. Cuando yo quise ser directora, nadie me dijo nunca «pero eso no puede ser». (…) Mi relación profesional con los hombres es genial. Tengo experiencia con muchos hombres de mente abierta, que trabajan con gusto con una directora. Tengo curiosidad por ver cómo continuarán las cosas. Esta es una buena época para las directoras. Es genial que la tendencia esté cambiando ahora. Me doy cuenta de que muchas cosas están cambiando.

Datos personales: Nora Fingscheidt nació el 17 de febrero de 1983 en Braunschweig (Baja Sajonia). Estudió dirección de escena en la Academia de Cine de Baden-Württemberg y terminó sus estudios con el documental «Ohne diese Welt» (Sin este mundo), rodado en Argentina, con el que obtuvo el Premio Max-Ophüls y el Premio First Steps en 2017. En Berlín, participó en la creación de la escuela de cine Arco, donde también realizó cortometrajes. «Systemsprenger» es su primer largometraje. Fingscheidt vive con su familia en Hamburgo.

Entrevista: Aliki Nassoufis, dpa