Movilización de la Cofradía de Candás

Candás Cofradia
Foto: Ayuntamiento de Carreño

La Cofradía de Candás que preside Ángel Gutiérrez Molina paró la flota en el día de hoy en señal de protesta por el resultado de la modificación del Reglamento de Control de la Unión Europea. A las 12 horas hicieron sonar la sirena y bocina en el puerto y la lonja dependiente de la Cofradía de Ntra. Sra. del Rosario permaneció cerrada.

“Ante el paro convocado por el sector desde el Ayuntamiento mostramos nuestro apoyo, comprensión con el sector. Y nos ofrecemos a realizar un trabajo conjunto con la Cofradía. Llevaremos sus propuestas para debatirlas con el resto de grupos políticos de la Corporación en las comisiones informativas previas para adoptar los acuerdos plenarios que procedan en su apoyo” – explicó Amelia Fernández, Alcaldesa de Carreño.

“El sector en nuestra comunidad ha sufrido y sigue sufriendo las decisiones adoptadas por anteriores gobiernos a nivel estatal. La inspección pesquera central y autonómica debe de cumplir con sus responsabilidades, defendiendo una actividad pesquera legal y sostenible en el tiempo. No obstante, reconocemos las reivindicaciones de nuestros pescadores ante un posible exceso que provoqué en el sector una sensación de acoso y situé al pescador en un marco general y falso de ilegalidad sobre la actividad pesquera. Además, desarrollándose la pesca en competencia por las especies y los espacios (caladeros), se debe asegurar un esfuerzo de control homogéneo sobre todas las campañas de pesca, flotas y provincias”- añadió Fernández.

“Como no podría ser de otro modo, compartimos y apoyamos a nuestro sector pesquero en sus reivindicaciones sobre el nuevo Reglamento de Control, parte muy importante de nuestra flota ya cuenta con estos mecanismos de control y otra parte también regula su actividad mediante otros mecanismos de competencia autonómica (Notas de venta y documentos de transporte). Entendemos que podrían ser suficientes, pero desde la responsabilidad, reconocemos la posible existencia de actividad pesquera ilegal la cual perjudica notablemente a la rentabilidad de nuestro sector. De cualquier manera, coincidimos en la necesidad de un periodo transitorio de adaptación a las nuevas exigencias para el control pesquero” – afirmó la Alcaldesa.

“No podemos defender la situación actual de cuotas, las posibilidades de pesca son inferiores a nuestras necesidades para asegurar una suficiente rentabilidad de nuestras flotas. Los TAC y cuotas se establecen desde Europa de acuerdo con las recomendaciones científicas. Así que trabajaremos conjuntamente con la Cofradía de Ntra. Sra. del Rosario para promover un cambio de modelo que asegure la consecución de la sostenibilidad de los stocks pesqueros pero que tenga en cuenta los factores económicos y sociales de las flotas, principalmente de aquellas flotas de pequeña escala, como la nuestra, muy dependientes de unas pocas especies” – añadió la regidora.

Desde el gobierno local de Carreño apoyamos a nuestro sector en sus reivindicaciones, pero también reconocemos los avances logrados en el seno del grupo de trabajo para la pesquería de la caballa. Desde hace un año una nueva normativa permite repartir las posibilidades de intercambios en función de la dependencia de la especie. Fruto de esta nueva normativa es posible contar con más posibilidades de pesca para nuestras flotas.

Actualmente se está trabajando en una nueva Ley de Pesca, que sustituirá a la actual (Ley 2001) y que fue la base de los actuales repartos de pesca. Esta nueva Ley plantea como uno de sus objetivos principales el lograr una actividad pesquera medioambientalmente sostenible en el tiempo además de optimizar el consumo pleno de todas las posibilidades de pesca de nuestro país.

“Seguiremos trabajando conjuntamente con nuestro sector en el mejor desarrollo de esta norma estatal fundamental promoviendo la ampliación y clarificación de los criterios de reparto. Exigiremos a nuestro Gobierno Central que contemple otros factores que pongan en valor las artes y actividades pesqueras vinculadas a una pesca artesanal, respetuosa con el medio ambiente y generadora de empleo y desarrollo para Candás.Hemos solicitado, a su vez a la Cofradía, que retome su participación en el Grupo de acción Local ( GALP) ADICAP que gestiona los fondos europeos de pesca para Carreño y Gozón. Es clave que se incorporen para tener interlocución directa con el sector pesquero” – concluyó la Alcaldesa.

El territorio del GALP ADICAP tiene como ámbito de aplicación la comarca del Cabo Peñas. Está constituido por los concejos de Carreño y Gozón que se sitúan en el área central asturiana, concretamente en el triángulo costero conformado por el saliente terrestre del cabo Peñas, extremo septentrional de la costa asturiana y punto más al norte de la península Ibérica después de Estaca de Bares. La zona ha pasado por una transformación histórica en los últimos años. Esta transformación ha afectado tanto al paisaje como a la economía de la zona.

La pesca y la industria conservera históricamente fueron de las actividades más importantes de la comarca, generando una importante cultura popular y tradiciones locales. La comarca cuenta con dos puertos pesqueros, Candás y Luanco. Su estrategia define un objetivo central de potenciar la actividad pesquera como motor de desarrollo económico y social del territorio y cuatro objetivos prioritarios: apoyo a actividades de diversificación económica promovida por los trabajadores del sector pesquero, dar continuidad a la actividad pesquera de manera más sostenible, potenciar actividades que se basen en la pesca y en las actividades marítimas y proteger y mejorar el medio costero y los núcleos que dependen de la pesca para conseguir un mayor número de visitantes.