Ministros alemanes: Solidaridad europea a través de MEDE, BEI y «Sure»

115

Berlín, 6 abr (dpa) – Los ministros alemanes de Finanzas, Olaf Scholz, y de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, se pronunciaron nuevamente a favor de medidas de ayuda europeas conjuntas en la lucha contra la pandemia de coronavirus, en un artículo conjunto que publican hoy varios periódicos europeos.

Los dos políticos socialdemócratas citaron como instrumentos el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el programa «Sure» propuesto por la Comisión Europea, que prevé la financiación del trabajo a jornada reducida en los estados miembros de la Unión Europea (UE), similar a lo aplicado en Alemania.

En la lista de los ministros germanos no aparecen los llamados coronabonos, el Gobierno alemán los ha rechazado hasta ahora. Particularmente Italia, España y Francia, sin embargo, piden estos bonos conjuntos porque así pueden obtener de los inversores dinero en condiciones considerablemente más favorables.

Los ministros de finanzas de la zona euro discutirán los posibles instrumentos este martes.

«La solidaridad europea no es una calle de sentido único, sino un seguro de vida para nuestro continente. (…) La tarea común de Europa ahora es flanquear los programas (nacionales) existentes, cubrir los huecos y proporcionar un entramado de seguridad para todos los Estados de la UE que necesiten más apoyo», escribieron Maas y Scholz.

Los ministros germanos señalaron que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) ya ofrece la posibilidad «de que los países de la zona euro recauden capital de manera conjunta y bajo las mismas condiciones favorables».

Para Italia, esto significaría 39 mil millones de euros (42 mil millones de dólares) de dinero fresco, para España 28 mil millones de euros», según Maas y Scholz.

«Más allá de esto, proponemos asimismo un fondo de garantía paneuropeo que pueda garantizar préstamos con los que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) pueda proporcionar liquidez a pequeñas y medianas empresas de los países miembro», continuaron.

«Esto permitiría asegurar una financiación puente, plazos de crédito más largos y nuevos préstamos a través de entidades de crédito nacionales u organismos de fomento», adujeron.

Añadieron también que con el proyecto «Sure» (Support mitigating Unemployment Risks in Emergency) (apoyo para mitigar los riesgos de desempleo en situaciones de emergencia), los miembros de la UE podrían recibir apoyo financiero para ayudar a las empresas a mantener a sus empleados.

Maas y Scholz apuntaron que Bruselas ya ha relajado considerablemente los criterios del Pacto de Estabilidad y las reglas sobre ayudas estatales y que el Banco Central Europeo (BCE) ha vuelto a anunciar un programa de compra de bonos estatales y corporativos.

Subrayaron asimismo que otros miles de millones de euros de fondos especiales del presupuesto de la UE fluirán a los Estados miembros afectados como ayuda.

Los ministros germanos concluyeron que, después de la crisis, el objetivo común será volver a poner la economía de Europa en la senda del crecimiento, algo que debe tenerse en cuenta en las negociaciones del presupuesto de la UE para los próximos siete años.