Barcelona, 2 nov (dpa) – Varios miles de personas se concentraron hoy en Cataluña frente a la prisión donde están encarcelados varios políticos independentistas para protestar contra las altas peticiones de cárcel que hizo la Fiscalía española para los procesados por el plan separatista catalán, que serán juzgados por la Justicia.

El ministerio público solicitó penas de hasta 25 años de prisión alegando un delito de rebelión en los hechos que tuvieron lugar hace un año en Cataluña, cuyo Parlamento llegó a aprobar una declaración para crear una república independiente en la región.

La Abogacía del Estado, órgano integrado en el Ministerio de Justicia, se desmarcó del delito de rebelión y apreció sedición y malversación de caudales públicos, por lo que el número de años de cárcel solicitado para los procesados fue considerablemente menor.

El actual jefe del Gobierno catalán, Quim Torra, acudió hoy a visitar a varios separatistas presos en la cárcel de Lledoners (Barcelona).

Una vez en el exterior, subió a un escenario para dirigirse a los concentrados y anunciar que no apoyará los presupuestos generales del Estado que pretende sacar adelante en el Parlamento español el socialista Pedro Sánchez, quien gobierna en minoría desde junio.

Los independentistas consideran que las posiciones de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado en la causa del proceso separatista catalán son “inaceptables” y que no constituyen ningún gesto hacia el independentismo por parte de Madrid.

“Presidente Sánchez, el pueblo de Cataluña le retiramos el apoyo. Le decimos que no votaremos los presupuestos”, dijo Torra.

A través de una carta leída en el acto, el ex jefe del Gobierno catalán Carles Puigdemont, quien se encuentra huido en Bélgica, pidió “pasar de la indignación a la acción”.

La concentración de hoy fue convocada bajo el lema “Seguiremos determinados, venceremos”. Los asistentes pidieron a gritos la libertad de los encarcelados y la apertura de las prisiones donde se encuentran en Cataluña.

El Tribunal Supremo abrió juicio oral hace unos días contra 18 políticos y líderes separatistas.

La Fiscalía solicitó hoy 25 años de prisión para el ex vicepresidente del Gobierno catalán Oriol Junqueras y penas de entre 16 y 17 años de cárcel para otros ocho de los procesados. La Abogacía del Estado, por su parte, pidió 12 años de prisión para Junqueras y entre ocho y 11,5 para el resto.