Las colecciones de moda nupcial han generado una expectación creciente durante los últimos años. Se trata de selecciones altamente eclécticas que reflejan las tendencias actuales. A continuación se muestran las 10 tendencias en los vestidos de novia del último año:

1. Capas

Las capas han adquirido un protagonismo especial durante esta temporada. Se trata de un complemento diferente y que sustituye con gran elegancia a los velos tradicionales. Una de las razones por las que las capas han triunfado es porque son un complemento menos caluroso y más práctico.

2. Volantes

Se trata de un elemento que ha estado relegado tradicionalmente a la estética flamenca. Hoy los volantes están muy presentes en las colecciones de alta costura. Suelen introducirse en mangas, escotes, tirantes o sobre la cintura. Existe una amplia variedad de alternativas que incluyen el tul o los crepes de seda.

3. Escote bardot u hombros caídos

El escote bardot o de hombros caídos resulta especialmente elegante y femenino. Resulta especialmente atractivo para dotar de mayor protagonismo la joyería de novia como el collar o los pendientes.

4. Flores

Por su carga simbólica y las posibilidades estéticas que ofrece la flor se ha convertido en la base estilística de diferentes modelos. Pueden encontrarse superpuestas, cosidas, en cascada, bordadas o en los encajes.

5. Tejidos lánguidos

Las fórmulas entalladas en la parte superior y ligeras en la falda resaltan la feminidad de la novia. Los tejidos más ligeros proporcionan un mayor movimiento en los desplazamientos y proporciona un aura especialmente mágico y elegante.

6. Detalles espectaculares

Los vestidos con adornos extraordinarios cada vez son más habituales. Estos modelos dejan a un lado las superficies limpias y sencillas para incluir componentes como flecos, plumas, flores o incluso pedrería. Al final estos vestidos se convierten en un mosaico capaz de emular las joyas de coleccionista.

7. Transparencias

Las transparencias tuvieron una especial acogida durante la anterior temporada. Debido al éxito cosechado, las grandes firmas las han mantenido durante esta temporada. La mayoría de vestidos de novia que se encontran hoy cuentan transparencias distribuidas por diferentes áreas como el escote, la falda o las mangas.

8. Dos pieza

Los diseños basados en dos piezas se han convertido en una tendencia sobre todo presente en las bodas civiles. Sin duda se trata de una alternativa mucho más informal y práctica que no renuncia a la elegancia.

9. Manga larga

La manga larga se ha impuesto y no es algo extraño. La manga larga es un elemento que favorece especialmente la silueta femenina. Los modelos suelen recurrir tanto a la manga larga estándar como a otras variantes como la manga francesa o tres cuartos.

10. Encaje y tul

El encaje y el tul se han convertido en los tejidos clave de este año. No se debe olvidar que la estética romántica se ha convertido en tendencia durante el 2018 lo cual se traduce en una mayor tendencia al uso de encajes, bordados y tul.

Para éste próximo año RosaPeula, recomienda un cambio de estilo a las novias atrevidas y flamencas.