Wuppertal (Alemania), 4 dic (dpa) – Cerca de un millar de trabajadores del grupo farmacéutico y agroquímico alemán Bayer secundaron el lunes en la ciudad de Wuppertal (oeste del país) una manifestación para protestar contra el recorte de unos 12.000 puestos de trabajo en todo el mundo, anunciado por la compañía días atrás.

La multinacional germana anunció la pasada semana que una “parte significativa” de los empleos que iba a suprimir hasta finales de 2021 se llevaría a cabo en Alemania.

En Wuppertal, Bayer tiene previsto eliminar cerca de 350 empleos en el área de biotecnología y también numerosos puestos en el ámbito de la investigación farmacológica.

La reducción de personal es parte de un programa con el que la empresa pretende aumentar significativamente la productividad y la rentabilidad. Otros componentes son la venta del negocio de sanidad animal, la venta de las marcas Coppertone y Dr. Scholl y la venta de la participación del 60 por ciento en el proveedor alemán de servicios de instalaciones químicas Currenta.

Actualmente, Bayer está luchando en varios frentes. En Estados Unidos, tras la compra de Monsanto, el grupo se enfrenta a numerosos litigios relacionados con el polémico herbicida glifosato. Los demandantes alegan que la empresa estadounidense Monsanto, adquirida por Bayer, vendió glifosato, un cancerígeno, y no proporcionó suficiente información sobre su nocividad.

Bayer rechaza firmemente estas alegaciones. Pero las acciones de la empresa cayeron en picado tras la primera derrota en un tribunal por el glifosato.