Berlín, 7 nov (dpa) – El consejo de economistas que asesoran al Gobierno alemán conocido como el grupo de los Cinco Sabios rebajó sus previsiones económicas para 2018 y 2019 debido a condiciones menos favorables para el comercio exterior y problemas en la producción a causa de la escasez de trabajadores cualificados.

En su informe anual entregado hoy al Gobierno de Angela Merkel, los economistas esperan que el producto interno bruto (PIB) crezca un 1,6 por ciento en 2018, por debajo del pronóstico anterior, cuando auguraron un crecimiento de un 2,3 por ciento para el año en curso. Mientras, para 2019 esperan un crecimiento de un 1,5 por ciento, también por debajo del 1,8 por ciento previsto anteriormente.

Los economistas pidieron al Ejecutivo que acepte la intensificación de la competencia fiscal internacional y que elimine completamente el impuesto de solidaridad.

Asimismo, indicaron que para estabilizar la zona euro, el Banco Central Europeo (BCE) debe gestionar con éxito la transición a una política monetaria normal.

“Existe el peligro de que el cambio de rumbo de la política monetaria llegue demasiado tarde”, señalaron. Habida cuenta de la elevada dinámica de los precios en el mercado inmobiliario alemán, sería conveniente adoptar medidas para ampliar la oferta, continuaron. “El freno del alquiler sólo se aplica a los síntomas y no es efectivo. Las reformas del impuesto sobre la tierra y del impuesto sobre la transferencia de tierras, así como el fortalecimiento del subsidio de vivienda, tienen sentido. La vivienda social debería estar mejor diseñada”, agregaron.