Berlín, 9 oct (dpa) – ¿Más tiempo libre o más dinero? Esa fue la disyuntiva que enfrentaron en negociaciones los empleados de los ferrocarriles estatales alemanes y la respuesta mayoritaria fue a favor de más vacaciones.

Un 58 por ciento de los empleados quisieron tomarse este año seis días adicionales de vacaciones, mientras que un 2,0 por ciento prefirió trabajar una hora menos por semana, comunicó el lunes la Deutsche Bahn.

Los demás trabajadores se decantaron por un aumento salarial del 2,6 por ciento. Este modelo había sido negociado con los sindicatos.

La decisión a favor de mayor tiempo libre plantea un desafío a la empresa. Deutsche Bahn dijo que tuvo que emplear a 1.500 personas este año de forma adicional para subsanar las ausencias por vacaciones.

El próximo jueves comienza una nueva ronda de negociaciones tarifarias para los 160.000 empleados ferroviarios de la compañía en Alemania.