Lego Mindstorms permite programar robots jugando

Lego Mindstorms
El set de robótica de Lego permite construir cinco modelos diferentes: Gelo, M.V.P., Blast, Charlie y Tricky (de izq. a der.) Foto: Lego/dpa

(dpa) – La presencia de ordenadores en la habitación de los niños es cuestionable. En opinión de muchos padres, los portátiles o tabletas que solo se utilizan para jugar o ver YouTube deben estar fuera de la habitación de los menores o solo deberían utilizarse bajo condiciones estrictas.

Sin embargo, la nueva edición del juguete robot Lego Mindstorms no funciona sin computadora, ya que es ahí donde los robots cobran vida. El nuevo kit de la empresa danesa Lego, llamado «Robot Inventor», consta de 949 piezas, incluyendo el llamado «hub» inteligente, el cerebro de los robots, y cuatro motores.

La caja en la que se suministra el juguete no contiene un manual de instrucciones. Si bien este está disponible como documento PDF en la red, lo idóneo para construir los robots es utilizar la aplicación correspondiente, que ofrece una guía paso a paso y vídeos explicativos.

La aplicación funciona en ordenadores con Windows 10, en todos los dispositivos de Apple, en tabletas y teléfonos inteligentes Android, así como en tabletas con el sistema operativo Fire OS, de Amazon. Entre todos estos dispositivos son las tabletas las más recomendables para la construcción de los robots.

Con Mindstorms se pueden construir cinco tipos de robots: Charlie, Tricky, Blast, M.V.P. y Gelo. Charlie es un pequeño y simpático asistente que cobra vida a través de muchas animaciones y sonidos. Entre otras cosas, puede empujar un carrito de compras, una función cuya codificación puede considerarse como un pequeño ejercicio de programación.

Las tareas que Charlie y sus colegas pueden llevar a cabo no dependen solo de la creatividad y la habilidad para unir las piezas. Las animaciones deben ser programadas, y para esto, Lego ofrece dos soluciones.

Para aquellos que no tienen experiencia en programación, Lego utiliza un lenguaje basado en Scratch, que fue desarrollado específicamente para niños y jóvenes. Los más avanzados pueden utilizar el avanzado y más complejo lenguaje de programación Python.

Esta posibilidad que ofrece Lego para aprender a programar hace que Mindstorms sea una excelente herramienta de robótica educacional que puede ser utilizada en colegios técnicos y universidades.

Otro de los robots que se pueden construir con el kit se llama Blast, una especie de estoico héroe de acción que puede disparar o abrirse camino a través de los obstáculos y asir objetos. También puede ser programado para escanear su entorno y disparar dardos cuando detecta algún peligro.

M.V.P. significa Plataforma Múltiple de Vehículos, y permite construir, con unas pocas modificaciones, una amplia variedad de vehículos, entre otros una grúa o un cochecito para bebés. Para controlar M.V.P. a distancia, se puede configurar un control remoto a partir de los módulos que ofrece la aplicación.

Estos módulos también permiten construir y programar un pequeño vehículo que puede desplazarse por la habitación recogiendo piezas de Lego esparcidas por el suelo.

Tricky es un robot atleta. En un principio fue diseñado como robot de laberinto. Más tarde, los ingenieros de Lego también le enseñaron baloncesto y fútbol. En los juegos también se pueden integrar elementos y bloques de construcción de otras series de Lego.

Gelo, por último, es un perro robot que camina en cuatro patas. El simpático juguete utiliza los cuatro motores del set para mover las patas independientemente una de otra.

Para usar los programas en los robots no es necesario estar constantemente conectado a la tableta o al teléfono inteligente a través de Bluetooth. También se pueden descargar los programas al «hub» del robot y ejecutarlos localmente.

Desafortunadamente, a diferencia de la serie predecesora, Lego Mindstorms EV3, esta nueva edición no permite conectar dispositivos externos, como una cámara web, a través de USB. El conector USB del «hub» solo se utiliza para cargar la batería.

Por Christoph Dernbach (dpa)