Las termitas son una de las plagas más indeseadas, puesto que sus efectos pueden ser devastadores, afectando tanto a pequeños muebles de madera como a grandes estructuras. Por eso, es muy importante que aprendamos a tomar las precauciones necesarias para evitarlas.

¿Cómo evitar las termitas?

Las termitas pueden entrar en tu hogar tanto a través de los suelos de madera, como alrededor de los cimientos de una cosa o a través de cualquier otra abertura. Éstas crecen y se extienden en ambientes húmedos, por lo que es necesario que para evitar las plagas de termitas eliminemos cualquier resto de humedad en nuestra casa (como la tierra húmeda).

Por otra parte, debemos tener siempre a punto las tuberías y los grifos, especialmente aquellos que se encuentren fuera de casa, pues son de lo más atractivo para este tipo de insectos.

Aunque uno de los componentes de nuestro hogar que más debemos tener en cuenta son los muebles, sobre todo aquellos de madera. Hemos de procurar que estén siempre en buen estado. Para ello existen productos específicos para su tratamiento que nos ayudarán a prevenir este tipo de plagas. Por ejemplo, se pueden limpiar con un líquido especial antitermitas y uno de los métodos más eficaces es el de barnizar los muebles.

Con esta serie de cuidados básicos lograremos evitar que las terminas se cuelen en nuestra casa y nos generen graves destrozos.

¿Cómo eliminar las termitas si ya han aparecido?

Pero es probable que las terminas se hayan colado ya en nuestras viviendas. Es entonces cuando debemos actuar para eliminarlas cuanto antes. Para eso, tenemos dos opciones:

  • Llamar a un especialista en control de plagas del hogar. Sin duda, ésta es la opción más adecuada, ya que estos especialistas cuentan con un protocolo de actuación muy claro y conciso. Saben perfectamente cómo actuar, qué productos utilizar y en qué nivel se encuentra la plaga que ha infectado tu casa.
  • Intentar terminar con la plaga nosotros mismos. Aunque quizás éste no sea el mejor método, puede sernos útil si detectamos la plaga de manera temprana. En este caso, podemos utilizar una serie de productos como el ácido bórico (un antiséptico que se utiliza para terminar con distintas series de plagas de insectos), un borato de sodio (Bórax) o cebos con plaguicida (para que las terminas se los lleven a sus nidos y acaben con todos los insectos).