La Ruta del Cares está disponible para realizar durante todo el año y es considerada por los expertos como una de las mejores rutas para hacer senderismo en nuestro país con una dificultad media, debido a que transcurre entre acantilados muy altos y no se puede abandonar hasta alcanzar determinados puntos. Tiene multitud de túneles y es considerada una de las rutas más impresionantes, al alcance de cualquier persona. El entorno y el paisaje hace que sea una experiencia única.

La Ruta del Cares, se extiende a lo largo de doce kilómetros de gran riqueza paisajista entre las localidades de Caín en León y Poncebos en Asturias, un recorrido que tarda en completarse cuatro horas a pie sólo la ida, y ocho si se hace ida y vuelta.

Muchos serán los puntos de interés que se podrán disfrutar en la Ruta del Cares, como:

La Salmonera de Caño, una estación de desove de salmones. Donde con suerte se podrán ver a salmones saltando de una a otra piscina de las que componen la salmonera.

El Desfiladero de los Beyos, erosionado por el río Sella y que recorre el macizo cantábrico.

La Fuente del Infierno, el lugar desde donde nace el río Sella.

El Chorco de los Lobos, una antigua empalizada que usaban los cazadores para atrapar a los lobos.

El Mirador de Panderrueda, que ofrece unas vistas impresionantes sobre el Macizo Central de Picos de Europa.

Y el Naranjo de Bulnes, un pico de origen calcáreo situado en pleno corazón de los Picos de Europa.

En la Ruta del Cares se puede disfrutar de toda la naturaleza; flora, fauna, paisaje y entornos se unen para ofrecer unas vistas maravillosas del lugar ideales para disfrutar, explorar, descubrir o incluso fotografiar para nunca olvidar.