La robótica educativa ya está aquí

0
183

El futuro está llamando a las puertas en todos los ámbitos de nuestra vida y en todos los sectores que componen las sociedades modernas. La robótica es ese apartado que todos hemos considerado que forma parte inevitable del futuro. En la actualidad, comienza a vivir un posicionamiento sólido, rápido y muy eficaz en todos y cada uno de los estamentos que conforman la civilización avanzada que nos ha tocado vivir; laboral, social, familiar y educativa.

Es en este sentido, en el valor que aporta a la educación la robótica, es donde queremos realizar un breve repaso informativo, y es que la robótica está a punto de normalizarse como medio educativo en las escuelas.

Este sistema comienza a posicionarse como un elemento nuevo al tiempo que necesario que debe ser compartido con las nuevas generaciones. Utilizar la robótica en los procesos educativos lleva implícito el diseño y la construcción de un robot. Para facilitar este aprendizaje, la empresa especializada en robótica educativa, videojuegos, programación y animación, Future Kids, ha diseñado un proceso educativo en base a materiales de robótica Lego donde los alumnos pueden trabajar al tiempo que se divierten y aprenden sobre el diseño, la construcción y la programación de sus propios robots, inculcándoles desde estas edades tempranas el interés por este sector que será parte inevitable e imprescindible de su futuro.

La empresa especializada en educación con robots ofrece el método Steam de aprendizaje, que consiste en aprender robótica en inglés o en español con una metodología que incluye elementos de las ciencias, de la tecnología, de la ingeniería, de las matemáticas y de las artes, con clases completamente prácticas, para que de forma divertida a través de diferentes juegos, los alumnos puedan desarrollar toda la creatividad de la que sean capaces y, además, trabaje de forma conjunta y cooperativa realizando proyectos de robótica.

Beneficios de la robótica educativa

La robótica educativa se ha convertido para nuestros hijos en una de las mejores formas, de los mejores recursos, que existen en la actualidad, para que tengan la opción de entender, aceptar y usar la tecnología que tan útil les resultará en el futuro.

Introduciendo a los más jóvenes en el mundo de la programación, los automatismos, la mecánica de robots mediante el juego, se sentirán con una mayor predisposición una vez llegados a la edad adulta para enfrentar los problemas y retos que, inevitablemente, se van a encontrar en una sociedad eminentemente tecnificada. Más aún si eligen el camino tecnológico como forma de vida, y es que, en el futuro inmediato, la robótica va a estar muy necesitada de mano de obra especializada y cualificada, con lo que aprender robótica ahora facilitará el proceso de encontrar un empleo estable y seguro cuando entren en la etapa laboral.

Con el aprendizaje que se gana gracias a la robótica educativa se propicia un apoyo del máximo interés para mejorar las habilidades productivas, digitales, creativas y comunicativas. Se convierte, por tanto, en un motor de primer orden para la innovación cuando se producen cambios en las personas y / o en las ideas, en las actitudes, en las relaciones con los semejantes, y también en la forma de pensar, tanto en los estudiantes como en los mismos profesores y educadores.

La incorporación de la robótica en las escuelas

Que la robótica forme parte complementaria de la educación formal del alumnado juvenil no es una idea nueva. Ya en 1983, en el Laboratorio del Instituto Tecnológico de Massachusetts, se desarrolló el primer lenguaje de programación educativo para niños. Posteriormente, la aparición de los kits de robótica colaboró eficazmente en la introducción de esta materia en los colegios de todo el mundo, puesto que su característica más reseñable es que no hace falta ningún tipo de conocimiento previo en materia de electrónica o programación.

Corea y la India se adelantaron al resto de países al ir incorporando esta materia en actividades extraescolares. Como los resultados fueron muy positivos, no se tardó demasiado tiempo en reformar el esquema educativo para que se incluyera la robótica como una clase más dentro de los horarios lectivos.

En la educación formal de diferentes países de Asia, Europa, América y África ya es algo habitual, cada día es más popular el uso de la robótica, tanto dentro como fuera de los planes curriculares de los distintos colegios de secundaria, y también de escuelas de primaria en todo el mundo.

Y es que este tipo de educación tecnológica no solo busca el conocimiento específico de la construcción de robots, también trata de despertar el interés por parte de los estudiantes en las asignaturas más tradicionales, pues las convierten en algo mucho más atractivo para sus activas e inquietas mentes. Consigue que materias como matemáticas, física, informática e idiomas se integren más fácilmente en su entorno educativo.