Madrid, 10 jul (dpa) – El juez del Tribunal Supremo español que investiga el proceso independentista de Cataluña suspendió hoy como diputado al ex jefe del Ejecutivo regional Carles Puigdemont y lo declaró “rebelde” junto a otros políticos separatistas fugados.

El magistrado Pablo Llarena acordó la conclusión de la instrucción de la causa que abrió en octubre a raíz del referéndum soberanista ilegal celebrado en Cataluña y de la declaración aprobada en el Parlamento de la región para crear una república independiente.

En un auto hecho público hoy, comunicó la suspensión de las funciones como diputado de Puigdemont y de otros cinco procesados por rebelión que actualmente se encuentran en prisión provisional: Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva y Jordi Sánchez.

“Esta decisión describe el nivel de calidad democrática del Estado. El voto de los ciudadanos, maltrecho por una ‘justicia’ que continúa haciendo política. Será largo pero ganaremos”, criticó Puigdemont en un mensaje en Twitter.

Llarena dejó en manos del Parlamento regional de Cataluña la posibilidad de que los diputados suspendidos sean sustituidos en su escaño de forma temporal.

El juez del Supremo dicta esta medida cautelar para preservar el orden constitucional “impidiendo que personas que ofrecen indicios de haber desafiado y atacado de forma grave el orden de convivencia democrática mediante determinados comportamientos delictivos (…) puedan continuar en el desempeño de una función pública de riesgo”.

Según explicó en su auto, esta medida quedaría sin efecto si finalmente se atribuye a los procesados otras infracciones penales distintas de la rebelión o si quedan en libertad.

La conclusión de la causa judicial abierta en octubre afecta solo a los independentistas procesados que se encuentran en prisión.

En un auto separado, el juez Llarena declaró “rebeldes” a Puigdemont y a otros seis políticos separatistas que, como el ex jefe del “Govern”, salieron en su momento de España para evitar ser detenidos.

Además, abrió una pieza separada sobre la situación del ex jefe del Gobierno catalán y el resto de fugados (Toni Comín, Meritxell Serret, Clara Ponsatí, Lluis Puig, Marta Rovira y Anna Gabriel).

Puigdemont permanece en Alemania desde final de marzo, cuando fue detenido en el norte de ese país. Actualmente está a la espera de que la Justicia alemana decida sobre su posible entrega a España.

El líder separatista salió de España a final de octubre tras ser destituido por Madrid como jefe del Gobierno de Cataluña.