La inflación en Alemania perdió fuelle en mayo de 2019

0
58
Estación de servicio en Alemania. Foto: Patrick Pleul/zb/dpa

Wiesbaden (Alemania), 13 jun (dpa) – La inflación en Alemania perdió fuelle en el mes de mayo para ubicarse en el 1,4 por ciento interanual, informó hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis) confirmando cifras preliminares.

El índice de precios de consumo (IPC) trepó un 0,2 por ciento de abril a mayo. En abril, el mes de la Semana Santa, el incremento de precios de los paquetes de viajes turísticos impulsó la inflación al 2,0 por ciento, indicó la entidad.

Según las cifras, el descenso de los precios de los paquetes turísticos después de Pascua (menos 9,0 por ciento) contribuyó a reducir la tasa inflacionaria en mayo.

La inflación se vio espoleada en mayo por el aumento de los precios de la energía, que treparon un 4,2 por ciento interanual.

Los consumidores tuvieron que pagar más por la calefacción en las ciudades (más 5,5 por ciento), los combustibles (más 4,6 por ciento), el gasóleo para calefacción (más 3,7 por ciento), el gas natural (más 3,4 por ciento) y la electricidad (más 3,2 por ciento).

Los alimentos se encarecieron un 0,9 por ciento respecto a un año atrás. En mayo fue especialmente fuerte fue el incremento de los precios de las verduras; en el caso de las papas un 36,9 por ciento.

La tasa de inflación es un indicador importante para la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). El banco emisor aspira a que la inflación en los 19 países de la eurozona se mantenga estable en niveles ligeramente por debajo del 2,0 por ciento anual.

El índice de precios IPCA (Índice de Precios de Consumo Armonizado) de Alemania, calculado a efectos de comparación europea y utilizado por el BCE para su política monetaria, fue un 1,3 por ciento más alto en mayo de este año que en el mismo mes de 2018.