Connect with us

Sociedad

La incidencia de la gripe aumenta en Asturias por sexta semana consecutiva

Publicado

el

La incidencia de la gripe continúa aumentando en Asturias por sexta semana consecutiva y lo hace, además, en todos los grupos de edad, si bien la expansión sigue siendo mayor entre los menores de 15 años. La tasa en la penúltima semana del año se situó en 394,6 casos por cada 100.000 habitantes. La situación se considera de intensidad media y difusión epidémica.

El aumento de los casos coincide con la estabilización de los aislamientos virales, lo que podría indicar que la comunidad se está acercando al máximo de incidencia, si bien estas previsiones han de ser confirmadas en las próximas semanas.

En España, las tasas son epidémicas en Asturias, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Valencia, Madrid, La Rioja y País Vasco. Asimismo, se considera que la incidencia es local en Andalucía, Cantabria, Castilla La Mancha y Navarra, y esporádica o nula en el resto del país.

Desde el inicio de la temporada se han notificado 247 casos graves que requirieron hospitalización en 16 comunidades autónomas. El mayor número se centra en el grupo de más de 64 años (58%). El 88% de los pacientes con información previa disponible presentaban factores de riesgo de complicaciones de gripe. En los adultos, los factores más prevalentes son la enfermedad cardiovascular crónica (47%), la enfermedad pulmonar crónica (35%) y la diabetes (30%). El 69% de los pacientes graves desarrolló neumonía y 76 personas ingresaron en la UCI.

En total, se han notificado 22 defunciones por gripe confirmada por laboratorio, el 68% en hombres. De ellas, 16 (73%) eran mayores de 65 años, 5 (23%) pertenecen al grupo de 45 a 64 y uno (4%) al de 15 a 44. Todos ellos presentaban factores de riesgo. Además, el 72% de los fallecidos que estaban incluidos en los grupos recomendados de vacunación no había sido vacunado.

En Asturias, la vigilancia de los casos graves se realiza únicamente en residentes en el área sanitaria IV ingresados en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Hasta esta semana se han contabilizado 128 hospitalizaciones con gripe confirmada, con una tasa de 38,7 ingresos por cada 100.000 habitantes que, comparada con la tasa total de incidencia, supone una proporción de ingresos del 2,1% de los casos que llegan a atención primaria. El 98% de los ingresos se deben a un virus gripal B y el 2% al A.

El 58% de los pacientes ingresados son varones y el 81% tienen 50 años o más. Por otro lado, el 70% de los enfermos hospitalizados presentaba algún factor de riesgo y, de ellos, algo más de la mitad estaban sin vacunar.

Casos graves

Hasta esta semana se han contabilizado en el Principado 21 casos graves con una tasa de incidencia de 6,3 por cada 100.000 habitantes. Hay cuatro fallecidos (19%), y solo constan dos ingresos en UCI. Todos los casos graves se deben al virus gripal B, un 66% son varones, y el 76% tiene 50 años o más

El 52% de los pacientes graves presentaba algún factor de riesgo, principalmente enfermedad cardiovascular, diabetes o enfermedad pulmonar y, de ellos, el 55% no estaba vacunado.

Los cuatro fallecidos, todos por un virus gripal B, eran varones de más de 70 años que presentaban múltiples factores de riesgo, y tres de ellos estaban vacunados.

Sanidad recuerda que los servicios de atención primaria funcionan estos días con normalidad y que sus especialistas están perfectamente capacitados para atender a la inmensa mayoría de los procesos y consultas relacionadas con la epidemia de gripe estacional. Además, la población sin factores de riesgo no precisa ser valorada en Urgencias para tener el diagnóstico de cuadro catarral o gripal.

Hasta la semana pasada se habían vacunado 184.910 personas en Asturias, con una cobertura del 53,25% entre mayores de 65 años, cifras similares a las de los últimos años.

Sanidad recuerda, asimismo, que la gripe es, generalmente, una enfermedad benigna de alta incidencia. El tratamiento más adecuado consiste en aliviar los síntomas (fiebre, dolores musculares, malestar general, tos, dolor de cabeza, congestión nasal, estornudos o dolor de garganta) mediante analgésicos y antitérmicos. En la mayor parte de los casos, la gripe se cura sola con las medidas habituales: beber abundantes líquidos (agua, zumos…) y utilizar los fármacos habituales, como el paracetamol, según las recomendaciones de los profesionales sanitarios, hasta recuperarse.

Advertisement

Recomendado

Radio

Publicidad

LO MÁS LEIDO....