Ciudad de México/ Guadalajara, 22 nov (dpa) – La Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, la mayor cita editorial del mundo hispanohablante, abrirá sus puertas el sábado, en una 32 edición que tendrá como grandes protagonistas a la poeta uruguaya Ida Vitale y a Portugal, el invitado de honor.

Vitale, que hace unos días festejó la obtención del Premio Cervantes, recibirá el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, mientras que el Nobel de Literatura turco Orhan Pamuk abrirá el Salón Literario, donde recibirá la Medalla Carlos Fuentes, un regalo de la Feria para sus visitantes distinguidos.

Durante el encuentro literario, que tendrá lugar del 24 de noviembre al 2 de diciembre, también estará presente el poeta, prosista y crítico literario rumano Mircea Cărtărescu, reciente ganador del Premio Formentor de las Letras, es también uno de los invitados especiales de la FIL.

“Esta es mi sexta Feria, pero he ido todos los años y es algo que he visto crecer y es sorpresivo ver el impacto que tiene fuera de México, estamos conscientes, pero no deja de sorprendernos a los rincones a los que llegamos”, explicó su directora, Marisol Schulz, en una entrevista con dpa.

“Es el gran encuentro literario y uno de los grandes encuentros culturales, es un gran momento para el país, va mas allá de un equipo o de una persona, durante nueve días las actividades dan de qué hablar”, agregó.

El evento recibirá a varias de las plumas más destacadas de la literatura mundial actual. António Lobo Antunes, Raúl Zurita, Nuno Júdice, Leila Guerriero, Mia Couto, Claudia Piñeiro, Laura Restrepo, Charles Simic, Cristina Rivera Garza, Gioconda Belli, Leonardo Padura, Lídia Jorge, Shimon Adaf y Viveca Sten, entre otros 800 autores, se darán cita en la ciudad mexicana.

La presencia lusa, que tendrá una delegación de 40 autores, se enmarcará en el lema “El futuro es una aurora del pasado”, una frase tomada del autor portugués Teixeira de Pascoaes (1877-1952).

La delegación portuguesa estará conformada por autores como Afonso Cruz, Ana Luísa Amaral, António Jorge Gonçalves, Filipa Leal, Gonçalo M. Tavares y José Eduardo Agualusa. Además, Portugal llevará tres exposiciones en diversos puntos de la ciudad, y el “Foro FIL” será escenario de nueve espectáculos musicales.

Como cereza del pastel, se presentará un libro inédito del portugués José Saramago (1922-2010) y se le rendirá homenaje a 20 años de obtener el Premio Nobel de Literatura.

El panorama “Latinoamérica Viva” contará con 25 escritores de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Paraguay, Puerto Rico y Venezuela, entre ellos Alejandro Zambra, María José Ferrada, Fátima Villalta, Rodrigo Hasbún e Isabel Mellado.

Además, México expondrá toda su potencia literaria cuando realice un homenaje a Juan José Arriola por su centenario, además de los recuerdos para Sergio Pitol y Fernando Del Paso, ambos ganadores del Cervantes y que murieron este año.

Guadalajara también será escenario de una mesa especial donde se analizará la vigencia del pensamiento político de Carlos Fuentes, a 90 años de su nacimiento, con la participación de los mexicanos Héctor Aguilar Camín y Federico Reyes Heroles, así como del nicaragüense Sergio Ramírez y el español Juan Cruz.

En 2017, la Feria recibió a unos 815.000 visitantes de acuerdo con su presidente Raúl Padilla, con ventas por unos 800 millones de pesos mexicanos (unos 43 millones de dólares).

La ciudad de Guadalajara, ubicada unos 550 kilómetros al noroeste de Ciudad de México y que tuvo una derrama económica de “aproximadamente 300 millones de dólares” por organizar el evento en 2017, espera este año la participación de más de 2.000 editoriales.

“Tenemos acreditados a más de 3.500 periodistas. En los Juegos Panamericanos (de Guadalajara en 2011) habían 2.500. Somos un evento del que se habla en todo el mundo, esa cifra dice mucho del interés que suscita y genera la Feria”, reflexionó Schulz.

Los organizadores también esperan la asistencia de más de 20.000 profesionales del libro, así como más de dos mil editoriales, en los 34.000 metros cuadrados disponibles para el evento, donde se exhibirán más de 400 mil títulos de 47 países representados.

Por Manuel González Vargas (dpa)